| 11/9/2007 12:00:00 AM

Uruguay autoriza operaciones a planta de celulosa

La autorización para la puesta en marcha de la planta fue anunciada en esta capital por el ministro uruguayo de Medio Ambiente, Mariano Arana el viernes y en momentos que Vázquez y el mandatario argentino Néstor Kirchner participaban en la inauguración de una reunión cumbre iberoamericana en Santiago de Chile.

Montevideo.- El gobierno del presidente Tabaré Vázquez autorizó a la empresa finlandesa Botnia para comenzar a operar su planta de celulosa junto a un río fronterizo -eje de un conflicto entre los dos países-- y de inmediato su similar argentino reaccionó afirmando que la relación entre los dos países quedó "muy dañada".

Kirchner aprovechó su intervención en la cumbre en Santiago para referirse a la planta de celulosa. "Creí que esto no iba a ser tema de la cumbre, que no se iba a utilizar la cumbre para tocar un tema de la relación bilateral, donde usted (el rey Juan Carlos de España) está haciendo un esfuerzo tremendo, pero lamentablemente, la incomprensión de algunos.... yo no quería traer el problema de la República hermana del Uruguay a esta cumbre", agregó en una aparente referencia a su colega uruguayo.

Agregó que "nosotros, a pesar de la incomprensión de algunos, a pesar de estas cosas que pasan, siempre vamos a creer en el diálogo, en la fraternidad, nunca vamos a utilizar la política corta en la coyuntura estos temas".

Luego fue el turno de Vázquez, y ocupó su tiempo en la reunión inaugural sólo en aludir al conflicto. "Asumo el reto de continuar por el camino del diálogo... ése es el camino".

"Quiero expresar públicamente mi agrado por las palabras que la señora presidenta electa de Argentina (Cristina Fernández de Kirchner) tuvo en su momento, que nada separe a nuestros países, que sigamos el camino del diálogo y de la comprensión, que podamos superar esta instancia tan desgraciada para nosotros....". Fue una referencia al encuentro que sostuvieron la noche del jueves los esposos Kirchner con Vázquez, en una recepción oficial a los mandatarios asistentes a la reunión.

Vázquez agregó su deseo de "que encontremos el camino del máximo acercamiento porque con los argentinos, más que vecinos, somos hermanos, y queremos seguir siendo fuertemente fraternales entre ambos pueblos".

En Buenos Aires, el jefe de gabinete del gobierno argentino Alberto Fernández, fue mucho más drástico al hablar a radioemisoras y decir que la decisión de Vázquez fue "casi rayana en el cinismo". Hablando a las radioemisoras América y Radio 10, insistió en que "quedó muy dañada la relación entre Argentina y Uruguay". Subrayó que "fue muy poco feliz" que Uruguay habilitara la fábrica instalada en Fray Bentos, separada por el río de la ciudad argentina de Gualeguaychú, mientras los presidentes se encuentran en Chile.

"Estamos sorprendidos por la singular conducta de Uruguay y del mismo presidente (Vázquez) de dar un discurso contemporizador no sólo frente al presidente (Néstor Kirchner), sino frente a quien ha promovido el diálogo bilateral (el Rey Juan Carlos de Borbón) para después salir con 'este martes 7' y anunciar en la misma cumbre el comienzo de actividades de Botnia", remarcó el jefe de Gabinete.

El canal por cable argentino TodoNoticias mostró imágenes de la chimenea de la planta lanzando humo con sus cámaras emplazadas en la ciudad argentina de Gualeguaychú, frente a Fray Bentos, donde está la empresa finlandesa.

"La chimenea ya está largando humo y vapor, que es lo que se produce cuando se encienden las calderas", dijo a la AP desde la ciudad uruguaya de Fray Bentos el dirigente sindical Fernando Paredes. "Por ahora está todo normal, estamos trabajando y la obra ya está terminada", manifestó.

La medida fue anunciada por la Presidencia en un informe en su página de internet. "El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente dio a conocer la resolución por la cual se concede la autorización ambiental de operación a las firmas Botnia S.A. y Botnia Fray Bentos S.A. para su proyecto de planta de producción de pasta de celulosa blanqueada, terminal portuaria y zona franca ubicada en el Departamento de Río Negro", estableció.

"A partir de este momento será la empresa que decida en qué momento pondrá en funcionamiento la usina como para que comience a producirse la pasta de celulosa", indicó.

El ministro Arana aseguró que la medida fue tomada "habiéndose cumplido todos los extremos y desgraciadamente no habiendo tenido variantes la situación entre las delegaciones de Argentina y Uruguay" con "la facilitación del gobierno de España, que mucho agradecemos".

En consecuencia, agregó, "correspondía consagrar a través de la firma todos los informes muy meticulosos que nuestros técnicos habían elaborado, de manera que ahora está concedida la autorización ambiental de operación de la planta".

Señaló que "la actitud de Uruguay ha sido permanentemente de tolerancia, hasta los límites en que la tolerancia puede ser incompatible con las actitudes que un gobierno puede tener".

Añadió que "fue muy claro la actitud que hace mucho tiempo adoptó la cancillería y el propio presidente para decir que con las situaciones tan absolutamente ilegítimas, por contrarias absolutamente a derecho, como las adoptadas por los cortes de puentes, era imposible cualquier dialogo que pudiera sustanciarse a través de una negociación".

La enorme planta en su capacidad a pleno producirá un millón de toneladas de celulosa para ser exportada a Estados Unidos, China y Europa. La empresa viene invirtiendo 1.200 millones de dólares.


 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?