| 8/29/2011 4:00:00 PM

Uruguay y Argentina inauguran interconexión ferroviaria

Los presidentes de Uruguay y Argentina inaugurarán hoy lunes la interconexión ferroviaria a través de una represa binacional.

Montevideo — El mandatario uruguayo José Mujica esperará con un ramo de flores a su par argentina Cristina Fernández en la estación ferroviaria de Salto, 500 kilómetros al oeste de Montevideo, donde la presidenta llegará procedente de la ciudad de Concordía en la provincia de Entre Ríos.

Ambas ciudades están separadas por el compartido Río Uruguay donde funciona la represa binacional Salto Grande, que opera 14 turbinas y divide la generación eléctrica entre los dos países.

Tras su arribo, previsto para las 2000 GMT, Fernández se reunirá en privado con Mujica en un salón de la estación salteña. Retornará a Buenos Aires en un helicóptero presidencial alrededor de una hora y media después de su llegada.

Con la llegada del tren argentino quedará inaugurada la interconexión ferroviaria tras una interrupción de 30 años, en momentos en que el gobierno de Mujica procura reestructurar los servicios estatales. La Unión Ferroviaria teme que el gobierno busque privatizar los ferrocarriles, por lo que realiza un paro general de actividades.

Los servicios ferroviarios de Uruguay para el transporte de pasajeros fueron cancelados en 1987 por no ser redituables. El gobierno procura ahora restablecer los servicios, en particular los de carga, ante el aumento del transporte de granos y madera con un creciente perjuicio para el sistema por carreteras.

El proyecto de interconexión ferroviaria comenzará a concretarse para el público el 9 de setiembre con viajes diarios de 837 kilómetros entre la ciudad de Pilar en la provincia de Buenos Aires y Paso de los Toros en el departamento norteño de Tacuarembó, en Uruguay.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?