| 11/27/2007 12:00:00 AM

Uribe pide a países vecinos no dejarse "engañar" por terroristas

El mandatario agregó que las naciones del mundo debían creer "en nuestra democracia. Que ningún país del mundo crea en el discurso de los terroristas colombianos. Son pocos, pero todavía con mucha capacidad de hacer daño", añadió el mandatario desde Cartagena, la ciudad costera a 650 kilómetros al norte de Bogotá, donde habló por la inauguración de un foro internacional sobre turismo.

Bogotá.- Sin mencionar directamente su reciente disputa con el presidente venezolano Hugo Chávez, el mandatario colombiano Alvaro Uribe pidió a las naciones no dejarse "engañar" por los terroristas, o como califica a grupos insurgentes como las FARC, entre otros.

"Que nadie crea el discurso traicionero del terrorismo. El terrorismo nos ha engañado a nosotros 40 años, por eso nosotros queremos que el terrorista no engañe a ninguno de los países del mundo... que el terrorismo no engañe a ninguno de los pueblos vecinos de nuestra patria", dijo Uribe el lunes por la noche en un discurso divulgado por la presidencia en su sitio de internet.

Al replicar duros comentarios de Chávez, la presidencia colombiana emitió el sábado un comunicado donde aseguró que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC), buscaban "crear fisuras y antagonismos entre Colombia y Venezuela. No debemos caer en trampas del terrorismo". De acuerdo con Bogotá, las FARC tradicionalmente incumplen sus compromisos, como entregar pruebas de supervivencia de secuestrados o avanzar hacia un acuerdo de paz.

El intercambio de declaraciones entre los dos países subió de tono el domingo, cuando Chávez anunció que congelaba las relaciones con Colombia, aunque no anunció medidas concretas, y afirmó que Uribe "le dio un escupitajo a la cara" y que "está mintiendo de manera descarada".

Uribe replicó horas después que Chávez no estaba interesado en la paz de Colombia, que sólo buscaba expandir su proyecto político y que no se podía "incendiar el continente como usted lo hace, hablando un día contra España, al otro día con los Estados Unidos, maltratando un día a México, al siguiente al Perú".

La disputa surgió a raíz de la decisión de Bogotá, la semana pasada, de poner fin a las gestiones que llevaba Chávez desde agosto ante las FARC para lograr el intercambio de 46 secuestrados en manos de los rebeldes por cientos de guerrilleros en prisión.

Bogotá dijo que tomó su decisión porque Chávez entró en contacto directo con mandos militares colombianos, a pesar de haber sido advertido a no hacerlo. Chávez mantiene que tal argumento fue "una excusa tonta" para acabar con la negociación porque el gobierno colombiano no tiene interés en el intercambio humanitario.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?