| 4/10/2010 9:00:00 AM

Uribe llama a próximo gobierno estar alerta sobre FARC

El presidente Alvaro Uribe estimó que jefes de las FARC, que asegura están radicados en el extranjero, regresarían al país tan pronto culmine su gobierno en agosto.

El presidente Álvaro Uribe aseguró que esos jefes rebeldes se refugian en el extranjero porque temen una acción del gobierno actual en caso de estar en el país.

"Todavía tienen la añoranza de que se pueden recuperar, sobre todo si encuentran refugio en el extranjero", dijo Uribe en un discurso en un foro empresarial y apartes citados en una nota de la casa de gobierno.

Un guerrillero "refugiado en el extranjero dice: 'aquí no pueden llegar por mí, salvo una ocurrencia del presidente Uribe, y entonces yo aquí me cuido mientras se va Uribe y vuelvo a Colombia''', agregó Uribe llamando a la próxima administración a "ponerle cuidado a eso".

El mandatario, cuyo gobierno culmina el 7 de agosto, ha reiterado en varias ocasiones que la próxima administración puede modificar, pero no cambiar el rumbo de la lucha frontal contra los alzados en armas.

Uribe ha denunciado en el pasado que al menos dos de los siete jefes o "secretariado" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como Iván Márquez y Timoleón Jiménez o Timochenko, estarían radicados en Venezuela, cuyo gobierno lo niega.

El Ministerio de la Defensa además ha dicho que miembros de la jefatura del también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) estarían igualmente en Venezuela.

El gobierno de Uribe ha realizado por lo menos dos acciones contra las FARC en otros países: agentes colombianos capturaron y trajeron a fines del 2004 a Rodrigo Granda a Colombia desde Venezuela, que denunció la acción. En marzo del 2008, uniformados colombianos bombardearon un campamento de las FARC y abatieron a Raúl Reyes, miembro del secretariado, en territorio de Ecuador, en una zona cercana a la frontera. El gobierno en Quito denunció la violación a su suelo y aseguró que desconocía de la presencia de Reyes en su país.

Ambas acciones y disputas diplomáticas subsiguientes le costaron a Colombia el deterioro de las relaciones con Ecuador y Venezuela. Uribe lleva varios días asegurando que Bogotá no puede sacrificar su seguridad interna por relaciones diplomáticas en las que considera no recibe colaboración en su lucha contra grupos armados ilegales.

(Ap)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?