| 4/5/2010 4:00:00 PM

Uribe llama a mantener firmeza en derrotar a las Farc

El presidente Alvaro Uribe pareció descartar categóricamente el lunes un acuerdo de canje de secuestrados por la guerrilla y aseguró que bajo su responsabilidad la instrucción a las fuerzas militares era el rescate de una veintena de militares y policías aún rehenes de las Farc.

Bogotá.- Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) "nos han engañado muchas veces, por eso no podemos aflojar. La fortaleza, compatriotas. En los meses que quedan de gobierno haremos todos los esfuerzos para facilitar la liberación de nuestros compatriotas que siguen secuestrados", dijo Uribe, cuyo segundo cuatrienio de gobierno culmina el 7 de agosto, mientras centró su gestión en el combate a la insurgencia.

"Nunca renunciaremos a la opción de rescatarlos. Yo lo tengo que decir tranquilamente, pero firmemente, bajo mi responsabilidad, las fuerzas armadas tienen la instrucción de avanzar en procura del rescate de nuestros compatriotas secuestrados hasta la última hora del gobierno, en eso no se puede desfallecer", dijo Uribe al final de una misa en la catedral en honor a un policía muerto en cautiverio de las Farc.

Uribe aseguró que lo que se hacía era facilitar el secuestro si el gobierno accedía a demandas de los rebeldes, de grupos no gubernamentales y de parientes en negociar con la insurgencia un canje o intercambio de rehenes por guerrilleros en prisión.

"Si apaciguamos (el combate a los rebeldes), si sacamos a guerrilleros de la cárcel para que sigan delinquiendo, sigan poniendo carros bombas, sigan secuestrando colombianos, lo que hacemos es tornar a los colombianos en víctimas del secuestro, los llevan a esas jaulas de tortura, los liberen y vuelven a secuestrar, salen unos y entran otros", dijo el mandatario.

Las Farc han dicho que las liberaciones la semana pasada de dos militares, uno de ellos con 12 años de cautiverio, así como la entrega de los restos óseos de un policía muerto estando secuestrado, eran las últimas acciones unilaterales que realizaba y que de ahora y en adelante las entregas dependían de una negociación de canje. Algunos de los que siguen secuestrados ya llevan también 12 años cautivos.

Las Farc entregaron el jueves a una comisión encabezada por la senadora Piedad Córdoba y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) los restos del teniente coronel de la policía Julián Guevara, secuestrado en noviembre de 1998 siendo un capitán, y quien murió en enero del 2006.

Las causas del deceso de Guevara, quien tenía 41 años al morir, aún no han sido establecidas, aunque ex compañeros de cautiverio han dicho que estaba muy delgado y padecía una intensa tos. La ceremonia en la catedral fue encabeza por Uribe, los altos mandos militares, policiales y alto representantes del Estado frente al féretro de Guevara cubierto por la bandera tricolor amarillo, azul y rojo de Colombia.

Invocado a Guevara, dijo Uribe, que "nos ayude a los colombianos, le ayude a las fuerzas armadas, al gobierno, me ayude en lo que resta del gobierno y le ayude a quien habrá de sucederme para que Colombia mantenga un camino democrático, respetable de fortaleza con la meta de poder eliminar el terrorismo, esa es la oración que yo le elevo al cielo al señor coronel Guevara Castro, héroe de la patria". Uribe califica a las Farc de grupos terrorista, tanto como lo hace Estados Unidos y la Unión Europea.

Parientes de uniformados aún cautivos se manifestaron en contra de la opción del rescate porque han dicho que es sabido que los insurgentes de las FARC tienen la orden de sus jefes de disparar y matar a los rehenes en caso de percatarse de un rescate.

"Lo que acaba de decir el presidente Uribe es una acción criminal por que el rescate a sangre y fuego no es el camino, él tiene en sus manos una solución, que es el acuerdo humanitario", dijo a reporteros en la catedral, José Pérez, tío del sargento viceprimero del ejército Luis Alfonso Beltrán, retenido por la guerrilla desde marzo de 1998.

El canje "nos permitiría volver a ver a nuestro familiares vivos y no los queremos ver muertos como sucedió con el coronel Guevara", agregó.

La madre de Guevara, Emperatriz Castro de Guevara, en una breve intervención en la misa se refirió al ataque de la insurgencia a un puesto policial antinarcóticos en noviembre de 1998 en la localidad amazónica de Mitú, donde fue capturado su hijo.

"Combatiste con valor, arrojo y ánimo hasta la última bala que podías, no abandonaste a tus superiores, compañeros y subalternos, fuiste leal", dijo la madre, sin derramar una sola lagrima.

"De pie o muerto, nunca de rodillas...estamos seguros que tu temple fue nunca bajar la cabeza ante la insurgencia, no te arrebataron la dignidad", aseguró.

 AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?