| 3/30/2007 12:00:00 AM

Uribe hace lobby para TLC en congreso estadounidense

Esta semana visitaron Washington dirigentes de las centrales de trabajadores para expresar su oposición al TLC no solo por considerar que no garantiza los derechos de los trabajadores colombianos consagrados en las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sino porque tendría graves repercusiones económicas.

Bogotá.- El presidente Alvaro Uribe informó el viernes que se comunicó telefónicamente esta semana con tres dirigentes demócratas en la Cámara de Representantes para contrarrestar una ofensiva diplomática de dirigentes sindicales que se oponen a la ratificación del tratado de libre comercio (TLC) con los Estados Unidos.

"Hay compatriotas yendo a Washington y están pidiendo que no aprueben el TLC porque (dicen que) Colombia lo que hace es asesinar líderes sindicales", dijo Uribe en una entrevista telefónica con radio Caracol.

Agregó que a los tres legisladores, encabezados por Steny Hoyer, líder de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, les explicó que "uno de los objetivos de la política de Seguridad Democrática es la protección a los líderes sindicales", que en el año más crítico se elevaron a 170 asesinatos mientras en lo transcurrido de 2007 solo se ha registrado uno, que no tiene que ver con su actividad sindical.

"El costo en el campo sería de incalculable dimensión y llevaría a que miles de campesinos se dedicaran ya no a cultivar el 'pancoger' (el pan de cada día) como el maíz, arroz, sorgo sino a cultivar coca", afirmó Boris Montes de Oca, Secretario de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en declaraciones a la AP en Washington.

En Colombia tanto dirigentes obreros como algunos economistas y empresarios del sector agropecuario han advertido que los campesinos colombianos no están en capacidad de competir con la producción estadounidense subsidiada y altamente tecnificada.

"El TLC no es la panacea pero ayuda para el ingreso de nuestros productos al mercado más grande del mundo", dijo Uribe.

Explicó que la ratificación del TLC en los congresos de ambos países es crítica por cuanto Colombia no tiene grandes reservas de petróleo y gas para exportar, productos altamente demandados en el mundo, sino manufacturas y productos agropecuarios que deben competir con productores de muchos países. "Para eso necesitamos tratados de comercio", dijo.

Uribe también descartó que Colombia se conforme con una extensión de las preferencias arancelarias que los Estados Unidos ha otorgado a los países andinos en compensación por su lucha contra el narcotráfico, tal como se propuso en el Congreso de los Estados Unidos.

"Preferimos el TLC a las preferencias, porqué éstas no dan confianza a los inversionistas. Son cortas en el tiempo y no se sabe si serán renovadas. Fue difícil renovarlas el año pasado y solo hasta junio de 2007", recordó Uribe.

En 2006 Colombia registró exportaciones por 24.391 millones de dólares, de las cuales el 39,6 por ciento fueron al mercado de los Estados Unidos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?