| 12/1/2005 12:00:00 AM

Uribe dice que el gobierno ayudó a salvar a la industria cafetera

Los cafeteros piden frenar la revaluación.

Colombia salvó su industria cafetalera, tras una larga crisis de precios, gracias a la exportación de cafés procesados, orgánicos (sin fertilizantes químicos) y gourmet y a los subsidios estatales, afirmó el miércoles el presidente Alvaro Uribe.

"Con la revaluación (del peso colombiano), las dificultades que se derivaron de la crisis de precios, la gran amenaza de disminuir la producción, la pauperización de los ingresos de nuestros compatriotas cafeteros, se corrió un riesgo inmenso", dijo Uribe al instalar el Congreso Nacional de Cafeteros.

Pero esa situación se superó, como lo demuestra las exportaciones que se dispararon en un 58%, de US$950 millones en 2004 a 1.577 millones en 2005.

La mejora de los precios internacionales del aromático apuntaló esa alza.

Sin embargo, los cafeteros ahora piden frenar la revaluación que desde hace dos años sufre el peso colombiano, que les resta competitividad y les ha provocado pérdidas por hasta US$272 millones en los tres últimos años, según cifras del gremio.

Uribe recordó que durante la crisis de precios entre 1999 y 2003, México, los países centroamericanos y Perú redujeron sus cultivos y exportaciones, mientras Colombia mantuvo su nivel de producción y exportación entre 10,5 y 11,5 millones de sacos de 60 kilogramos anualmente.

Durante el trance del mercado, generado por una sobre producción mundial, el Gobierno ayudó a los campesinos con subsidios para costear sus gastos de 70 centavos de dólar por libra.

"Ese esfuerzo fiscal se dio en un momento en que era importante hacerlo, pero en medio de una crisis fiscal muy grande", dijo Uribe, al reiterar con ello se salvó una industria que beneficia a 3,5 millones de colombianos.

El café, que durante más de un siglo fue el sostén de la economía colombiana y es ahora el tercer producto de exportación después del petróleo y el carbón.

Ahora el sector sufre por la revaluación del peso, que en los últimos dos años ha sido de más del 20 por ciento.

La pérdida ocurre al recibir menos pesos por los dólares que les pagan en el extranjero por su producto.

"El daño que nos ha causado la revaluación del peso es inmenso pues hemos dejado de percibir mayores ingresos y aun así debemos asumir los altos costos de la producción", afirmó el presidente del Congreso, Jairo Vásquez.

Precisó que el encarecimiento se deben al "alza de los fertilizantes, el costo de la mano de obra, y la inseguridad (presencia de la guerrilla en zonas de cultivo) que dificulta y encarece la recolección del café".

"Por eso pedimos que se mantenga abierta la puerta de los subsidios", agregó en su discurso inaugural del Congreso.

Uribe dijo que tras superar la crisis del café, ahora Colombia afronta una situación similar con el arroz debido a la sobre producción local, la caída de los precios y los acuerdos con sus vecinos Venezuela y Ecuador para recibir sus exportaciones.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?