| 12/30/2009 12:00:00 PM

Uribe desautoriza mención agresiva contra Venezuela

El presidente Alvaro Uribe advirtió el martes que desautoriza cualquier mención o comentario desde Colombia dirigidos a agredir "al hermano pueblo de Venezuela".

Bogotá  — "Yo lo digo categóricamente: el Presidente de la República desautoriza cualquier mención, cualquier mención que signifique ánimo retaliatorio (hacia Venezuela), ánimo de guerra internacional. Este país no lo permite", dijo Uribe en una entrevista con la Radio Nacional.

La postura de Uribe contrasta con la de su homólogo venezolano Hugo Chávez, quien en los últimos meses ha hecho duras críticas contra Uribe luego de que el gobierno colombiano autorizara a tropas estadounidenses la utilización de bases militares en este país.

Para Chávez, el uso de esas bases tiene como finalidad desestabilizar la región y hasta agredir a Venezuela.

"Lo único que nosotros tenemos que hacer es cultivar la hermandad con el pueblo de Venezuela. Lo único que tenemos que hacer frente a Venezuela es cultivar el afecto con nuestros hermanos venezolanos", advirtió Uribe.

"Mientras yo sea presidente, el país no puede tener una estrategia, un discurso, de agresión internacional", sentenció.

Agregó que "también (dicen) de que estamos preparando una guerra contra Colombia. No", enfatizó.

"Sólo estamos fortaleciéndonos en todos los sentidos y dispuestos a dar hasta la última gota de nuestra sangre por la soberanía y la independencia de nuestra patria y de nuestros hijos", insistió Chávez en el Fuerte Mara, en la frontera con Colombia.

El mismo lunes, el ministro de Defensa colombiano Gabriel Silva, manifestó en la ciudad de Valledupar que "por primera vez (para Colombia) el riesgo de un tema de seguridad externa aparece como real y a eso hay que adecuarse".

"Nuestro propósito principal es el orden público interno, pero también tenemos que tener una capacidad (militar) disuasiva para poder impedir y sobre todo disuadir a quienes piensan alguna vez en violar la soberanía del país", agregó.

Pero el martes, y tras conocer la postura de Uribe, el ministro Silva dijo en rueda de prensa que las declaraciones del mandatario son "un gesto de hermandad...Ustedes saben que yo también me considero el ministro de la paz. Yo quisiera que nunca hubiera un conflicto internacional, y que ojalá pudiéramos acabar con los enemigos internos es nuestro propósito".

Según el titular de Defensa, "el presidente hace lo que todos los colombianos hacemos: declararle hermandad y amor eterno al pueblo venezolano".

Al referirse a las declaraciones suyas respecto de Venezuela, Silva precisó que "lo único que he hecho es advertirle a los colombianos de un riesgo latente que existe, pero no es una posición política ni es un tema de controversia con el presidente Chávez".

Silva también se refirió a la detención y posterior devolución del sargento de la Guardia venezolana, Franklin José García, quien se movilizaba en traje militar por la localidad de Arauca, a 460 kilómetros al noreste de Bogotá.

García "estaba con dos personas haciendo compras de fin de año en Arauca. Igualmente, con el mismo respeto, con la misma actitud de hermandad fue regresado a territorio venezolano", explicó Silva sobre el incidente a reporteros en la sede del ministerio.

El guardia venezolano fue entregado a las autoridades de su país en calidad de "inadmitido", según dijo un comunicado del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) o policía secreta del Estado.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?