| 5/28/2009 12:00:00 AM

Uno de cada 8 propietarios de inmuebles en EE.UU. se encuentra en mora en sus pagos.

(NUEVA YORK) Una de cada ocho familias con una hipoteca en Estados Unidos terminó el primer trimestre atrasada en los pagos de su préstamo o en proceso de ejecución, en una crisis que persistirá al menos un año más hasta que el desempleo toque su nivel máximo, dijo un grupo del sector.

 

El desempleo estadounidense alcanzó en abril su tasa más alta en más de un cuarto de siglo y continúa subiendo, ayudando a llevar las tasa de mora hipotecaria y las ejecuciones a máximos históricos, según datos de la Asociación de Banqueros Hipotecarios divulgados el jueves.

 

Estas condiciones económicas impulsaron al alza las ejecuciones de hipotecas a tasas fijas de nivel "prime", que representaron la porción más grande de las nuevas ejecuciones por primera vez desde el auge y caída en el mercado de los préstamos sub-prime.

 

"Claramente aún no hemos alcanzado el tope en términos de incumplimiento de pagos o el fondo en el mercado de vivienda", dijo en una entrevista Jay Brinkmann, economista jefe de la asociación.

 

"El mercado de la vivienda depende de la situación del empleo", afirmó. "Y nosotros no esperamos que el empleo toque fondo hasta mediados del próximo año, por lo que la normalidad en la vivienda no se recuperará hasta que el empleo se recupere".

 

Un récord de 12,07 % de los préstamos para unidades unifamiliares se encontraba retrasado en al menos un pago o en proceso de ejecución durante el primer trimestre, en una base desestacionalizada.

 

Las medidas de ejecución iniciadas alcanzaron un máximo histórico de 1,37 % sobre las primeras hipotecas en el trimestre, un incremento récord desde el 1,08 % del trimestre anterior.

 

La porción de los préstamos en proceso de ejecución subió a un récord de 3,85% desde el 3,30 % en el cuarto trimestre y de 2,47 % un año atrás.

 

Los estados de California, Florida, Arizona y Nevada representaron casi la mitad de las nuevas ejecuciones en el trimestre, y la mitad del incremento desde que comenzaron las ejecuciones hipotecarias en préstamos prime a tasa fija.

 

Estos estados severamente afectados, los más favorecidos durante los cinco años del auge inmobiliario a comienzos de la década, continúan empeorando a medida que la recesión supera los problemas creados por unos estándares de préstamo relajados.

 

"Cada pérdida de empleo, cada divorcio, cada incidente como estos se va a convertir en una ejecución porque sus casas ya se encuentran bastante bajo el agua", dijo Brinkmann.

 

Cuando una casa está "bajo el agua", quiere decir que el precio ha caído por debajo del tamaño de la hipoteca.

 

Sobre una base desestacionalizada, la tasa de mora en las hipotecas cayó a 8,22 % desde 8,63 %.

 

La asociación de banqueros (MBA por sus siglas en inglés) indicó que la tasa de atraso en los pagos siempre cae en el primer trimestre debido a factores estacionales, y dijo que después de estos ajustes, la tasa saltó a un nivel récord de 9,12 %.

 

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?