| 3/8/2007 12:00:00 AM

Universidades del país replicarán en sus regiones modelo de empresarismo de Eafit

Ser creativos, innovadores y proyectarse a nivel local, nacional e internacional es el objetivo del programa de empresarismo de EAFIT.

Medellín.- “EAFIT es una Universidad que tiene conocimiento, experiencia y un camino recorrido de mucho éxito, e igualmente metodologías destacadas para aportarnos en los procesos de empresarismo. Existen universidades valiosas en el país y EAFIT es una de ellas”.

De esta manera explicó Humberto Durán, coordinador del Centro de Desarrollo Empresarial de la Universidad del Quindío, la razón por la cual su Universidad estaría interesada en replicar el modelo de empresarismo de EAFIT.

“El Quindío es una zona que adelanta proyectos en varios frentes, entre ellos, ciencia y tecnología, pero debemos avanzar en el direccionamiento de los jóvenes, para que puedan presentar propuestas viables e interesantes que involucren no sólo el mercado local, sino también los mercados internacionales”, dijo el docente.

Entre tanto, para Jaime Ararat, coordinador de Desarrollo empresarial de la Universidad de Córdoba, el modelo de empresarismo que ejecuta EAFIT, tiene aspectos para resaltar como la invitación a los jóvenes para que sean innovadores. “Los líderes de empresarismo de EAFIT son personas con una amplia visión y perspectiva. Nuestros jóvenes tienen grandes logros, pero les falta liderazgo y autoconfianza, aspectos en los que debemos trabajar para conseguir el mismo nivel”, dijo.

En el Centro de Desarrollo Empresarial de Córdoba, son varios los retos, entre ellos, impulsar proyectos que permitan a pequeños empresarios, estudiantes y desmovilizados crear nuevas unidades productivas y generar fuentes de empleo no sólo para la población, sino para los más de mil quinientos desmovilizados de los grupos paramilitares, que llegaron hace más de cinco meses y se encuentran ahora en la región. Los proyectos productivos deben atacar el desempleo y los problemas sociales que se generan en la población como consecuencia de la violencia que enfrentan importantes zonas del país.

Para Luís Fernando Alfonso Garzón, decano encargado de la Universidad el Sinú, los docentes tienen muy claro los proyectos que se deben perfeccionar y los posibles correctivos que se pueden hacer cuando afirma que “Es necesario conocer los éxitos que tiene EAFIT en materia de emprendimiento y llevarlos a Montería para tratar de aplicarlos, porque los procesos que hemos realizado no han arrojado los éxitos esperados”.

En su concepto, es necesario hacer algunos cambios, especialmente en la orientación del trabajo con miras a involucrar más al estudiante, motivándolo e invitándolo para que se apersone de las ideas emprendedoras, y del plan que debe liderar como futuro empresario, porque se puede llegar al extremo de sobreprotegerlo y cortarle las alas, su creatividad e imaginación.

Por su parte, para Gloria Leonor Ortiz, asesora de la Unidad de Emprendimiento de la Universidad de Ibagué, el ejemplo logra un mayor impacto que semanas enteras de cátedra. “Vamos a invitar a los emprendedores de EAFIT a nuestra Universidad para que motiven con sus logros pero sobre todo con esa visión amplia a nuestros estudiantes”.

Para Cecilia Moreno de Guerrero, rectora del Colegio Luís Ernesto Pallana, ubicado en Norte de Santander, esta experiencia sirve para que los jóvenes de media vocacional vean las grandes posibilidades que les ofrece la región y lograr un cambio en la vida de los jóvenes egresados y buscar la manera de que haya continuidad con esos emprendimientos”.

Explicó a renglón seguido que los jóvenes se gradúan como bachilleres académicos con énfasis en medio ambiente, pero gracias a la capacitación de EAFIT, la rectora buscará los medios necesarios para que junto con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, se puedan generar espacios de capacitación en empresarismo que permita transformar la educación hacia lo realmente trascendental.

Este acercamiento interuniversitario en el que EAFIT logró un alto impacto se llevó a cabo en el curso de verano que busca fortalecer la red de intercambio de conocimientos y experiencias mostrando la evolución del programa de Empresarismo. Durante tres días EAFIT compartió con los participantes los modelos y aprendizajes en empresarismo a nivel administrativo, de educación formal y no formal, investigación, y asesoría a emprendedores, según lo explicó, Marcela Aguirre, ingeniera de procesos de la Universidad EAFIT.

Junto con los conferencistas, fueron invitados equipos emprendedores de la Universidad quienes compartieron con los invitados sus experiencias acerca del proceso de acompañamiento. Los equipos de emprendedores están conformados por estudiantes de diferentes programas, lo cual les da fortalezas. En los siete años que lleva el programa, los estudiantes de EAFIT han creado 33 empresas y han ganado 30 premios a nivel nacional e internacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?