| 11/28/2007 12:00:00 AM

Universidad de los Andes inauguró edificio Julio Mario Santo Domingo

Con la presencia de la Familia Santo Domingo, se inauguró el edificio Julio Mario Santo Domingo diseñado por el egresado Arquitecto Daniel Bonilla, el cual cuenta con un área total de 24.000 metros cuadrados.

Bogotá.- La Universidad de los Andes inauguró oficialmente su edificio Julio Mario Santo Domingo. El acto contó con la presencia del señor Julio Mario Santo Domingo y su familia, y del Rector de la Universidad de los Andes, Carlos Angulo Galvis.

La inauguración del Edificio Julio Mario Santo Domingo se suma al esfuerzo sostenido de la Universidad en las últimas seis décadas, por generar los recursos adecuados para su operación en los diversos frentes. La evolución progresiva de la Universidad es hacia una institución que trascienda en la construcción de un ambiente integral de educación e investigación en los diferentes niveles de estudio, así como en las más diversas disciplinas que puede cultivar una universidad moderna.

La donación que han hecho Julio Mario Santo Domingo y su familia al programa de apoyo financiero Quiero Estudiar que adelanta la Universidad de los Andes implica un enorme sentido de responsabilidad social, que se constituye en un ejemplo para la sociedad colombiana. La importante suma de 24 mil millones de pesos ha permitido brindar apoyo financiero de manera permanente a cerca de 100 estudiantes semestrales.

El Programa “Quiero Estudiar” fue iniciado en 2006, para ofrecer apoyo financiero, durante la totalidad de la carrera, a los mejores estudiantes de escasos recursos, seleccionados mediante un sistema estrictamente meritocrático. Hasta el momento ha incorporado a 315 estudiantes y sumará 100 más en el primer semestre de 2008, para un total de 415. La meta de la Universidad de los Andes es cubrir en 2010 a 1.100 estudiantes, que representarán el 10% de la población de pregrado de la Universidad.

“Como lo he dicho en múltiples oportunidades, Julio Mario Santo Domingo y su familia hicieron una inversión en el futuro del país, a través del Programa Quiero Estudiar. Hoy Los Andes es una Universidad moderna, abierta, democrática, y comprometida con el país, que acompaña financieramente a sus estudiantes y que promueve, como lo ha hecho con el programa Quiero Estudiar, el acceso de estudiantes de bajos ingresos económicos pero con excelentes capacidades académicas a la Universidad.” Aseguró el Rector, Carlos Angulo Galvis.

El edificio con un área total de 24.000 metros cuadrados, de los cuales 9.900 son de infraestructura educativa y 15.000 de espacio para parqueaderos, cuenta con adecuadas oficinas, aulas y salones de reunión, con modernas instalaciones de tecnología de información y comunicación, para el uso de profesores, personal administrativo y estudiantes. El edificio fue diseñado por el egresado Arquitecto Daniel Bonilla y hace parte de la recuperación del sector pues se encuentra dentro del área designada en el Plan de Ordenamiento Territorial como zona de renovación.

El edificio alberga a la Facultad de Administración, una de las de mayor dinamismo de la Universidad, y la cual ocupa un indiscutido primer lugar en el país y un muy distinguido puesto entre las escuelas de negocios en América Latina. El programa de Magíster en Administración está acreditado por la AMBA (Association of MBAs), como garantía de calidad en la educación y el desarrollo de la administración proyectada en la formación de líderes profesionales de los negocios. Y la Facultad también cuenta con la acreditación internacional European Quality Improvement System (EQUIS).

 

 Con estas acreditaciones la Facultad y en especial el programa de MBA expandieron su posicionamiento internacional y se ubican como una opción para profesionales de la administración con altos estándares internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?