| 8/5/2005 12:00:00 AM

Unión Europea no da por perdida batalla bananera. Análisis

A pesar del fallo de la OMC en su contra, afirmó que mantendrá su trato preferencial a los productores de banano del Caribe y África.

Luego de varios meses de intensas negociaciaciones y de el arbitraje de la Organización Mundial del Comercio, el lunes pasado parecía que todo había quedado claro en el caso de los aranceles europeos al banano latinoamericano.



Pero si hacemos un resumen de lo que ha pasado ocho días después, lejos está una verdadera paz en esta nueva batalla de la guerra bananera, en la cual hasta Estados Unidos intervino en el pasado a favor de los países americanos.



Esta vez, a pesar del fallo de la OMC en su contra, la Unión Europea no quiere saber de paces, decisión que se evidenció el miércoles pasado cuando afirmó que mantendrá su trato preferencial a los productores de banano del Caribe y África.



Contexto resbaloso



La Unión Europea (UE) resguarda a los países productores de banano de sus ex colonias por medio de un acuerdo de tarifas y cuotas, pero el mismo será derogado el 1º de enero de 2006 por un sistema de arancel único.



Europa estableció dicho arancel en US$280, algo que los países de América Latina consideran muy elevado y una forma de continuar la protección a los caribeños y africanos.



Además la OMC advirtió el lunes que la propuesta europea es ilegal.



Las últimas noticias



Hasta hoy se sabe que en definitiva, la UE buscaría ahora un camino intermedio, por el que, pese a mantener el trato preferencial al Caribe y África, buscará una tarifa que sea aceptable para los países productores de América Latina.



Al menos eso afirmó Claude Veron-Reville, portavoz de la Comisión.



América Latina ganó una batalla importante el lunes, pero a la larga no fue el día D de los baneneros latinoamericanos, pues aún deberá esperar a septiembre, cuando Europa hará una nueva oferta sobre el arancel.



De nuevo, si no se llega a un arreglo consensuado para el 1º de enero de 2006, el caso podría pasar a un panel de arbitraje de la OMC.



En esta nueva fase, entrarán en juego nuevos países de la Unión Europea, recién ingresados y sin un pasado de colonias bananeras, por lo que se muestran más favorables a un arancel común más baja, o sea, comparten de alguna forma la postura latinoamericana.



Su interés no está centrado en ayudar a campesinos de Urabá en el país, mucho menos entienden la importancia relativa del banano para países como Jamaica o República Dominicana que pertenecen a los protegido de la UE, su posición favorable a nuestros campesinos nace de que les interesa poder comprar la fruta a un precio más bajo.



Las grandes exportadoras, son en mayoría multionacionales de Estados Unidos, por lo que aún aguardan el resultado del trabajo sucio en los tribunales, para pronunciarse, por lo que son un factor que de seguro no se destacará hasta después del 1° de enero de 2006.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?