| 10/19/2010 10:00:00 AM

Unión Europea aprueba nuevas reglas presupuestales

Tras meses de intenso debate, los gobiernos de la Unión Europea acordaron el lunes reglas presupuestales más estrictas que pueden llevar a multas para países con enormes deudas y déficit que han afectado la confianza en el euro.

Luxemburgo.- El complejo acuerdo prevé sanciones para impedir que los gobiernos europeos tengan gastos públicos descontrolados, como un antídoto contra las crisis económicas.

Herman van Rompuy, presidente de la UE y quien encabezó el debate entre los gobiernos del bloque europeo, habló de "un gran paso adelante en la gobernación económica de la Unión Europea" y "la mayor reforma" desde que el euro comenzó a circular en el 2002.

Reunidos en Luxemburgo, los 16 ministros de finanzas de la eurozona apoyaron el acuerdo bajo el cual los países que violen los límites para el déficit público y la deuda soberana, de 3% y 60% del PIB respectivamente, se arriesgan a sufrir duras multas.

Pero, en atención a la insistencia de Francia, estas sanciones no serán automáticas. Para descontento de algunos defensores férreos del euro, como Holanda y Eslovaquia, las penas sólo pueden imponerse si la mayoría de los gobiernos de la Unión Europea votan a favor.

Los límites de la eurozona para el déficit y la deuda soberana se mantuvieron sin cambios, agregaron las autoridades.

Las sanciones futuras podrían comenzar por obligar a los integrantes de la zona del euro con desórdenes financieros a apartar depósitos que devenguen intereses hasta por 0,2% del PIB de esos países. Si los sancionados ignoran las recomendaciones para recuperar su orden financiero, esos depósitos podrían ser decomisados como multas.

Bajo las nuevas reglas, los países que utilizan el euro y tienen un gran déficit podrían enfrentar un límite de seis meses para adoptar planes de austeridad. Desde que se comenzó a usar el euro ningún país ha sido sancionado.

El acuerdo en Luxemburgo surgió mientras el presidente francés Nicolas Sarkozy y y la canciller alemana Angela Merkel, reunidos a miles de distancia en Deauville, Francia, llegaron a un acuerdo relacionado con el euro: pidieron que se cree un mecanismo permanente de insolvencia, que involucre también a los deudores privados, para los países endeudados.

Esto requeriría cambiar el tratado de la Unión Europea, una medida que podría necesitar años para su aprobación.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?