| 3/8/2007 12:00:00 AM

Unidad de inteligencia financiera se fusiona con el ministerio de Economía y Finanzas

La Unidad de Inteligencia Financiera del Perú – UIF-Perú, en cumplimiento de la norma, transferirá sus bienes muebles e inmuebles, recursos, personal, acervo documentario, posición contractual, obligaciones, pasivos y activos a la Dirección Nacional de Inteligencia Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas y en un plazo de 60 días, la UIF – Perú quedará extinguida.

Perú.- El Gobierno del Perú, aprobó la fusión de la Unidad de Inteligencia Financiera del Perú- UIF Perú con el Ministerio de Economía y Finanzas. La fusión se realiza bajo la modalidad por absorción, correspondiéndole al Ministerio de Economía y Finanzas la calidad de entidad incorporante.

Preocupa al sistema financiero la dación del mencionado Decreto supremo, esperando que aún en la absorción se mantenga la autonomía funcional técnica y administrativa que requiere este tipo de instituciones para lograr un efectivo combate en materia de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

Autonomía que además es requerida por los organismos intergubernamentales encargados de establecer las políticas pertinentes, de los cuales el Perú es miembro junto con entidades como el Banco Mundial, el BID y el Fondo Monetario Internacional, y que supervisan la aplicación de estas políticas decisivas para el otorgamiento de préstamos o programas de apoyo a los países.

La Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, es una institución sin animo de lucro, constituida en 1965, en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina. Agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 600 bancos y entidades financieras de América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?