| 9/30/2010 4:00:00 PM

Una red internacional de fraude por internet en Nueva York

Más de setenta personas fueron acusadas hoy en Nueva York de pertenecer a una red internacional de robo de identidad y fraude por internet que ha hurtado más de tres millones de dólares de cuentas bancarias en Estados Unidos, informaron las autoridades judiciales estadounidenses.

Nueva York.- Entre los acusados, se encuentran 36 estudiantes de intercambio en E.U. procedentes de Rusia, Ucrania, Kazajastán y Bielorrusia, que están señalados de abrir cuentas bancarias en Nueva York para robar las identidades de otros clientes de esas entidades financieras, con las que realizaban transferencias a sus propias cuentas.

Los estudiantes acusados lograron robar más de US$860.000 a través de la instalación de un "malware" (software malicioso) llamado "Zeus Trojan" en los ordenadores de las víctimas y a través de ese sistema obtenían su información bancaria, según explicó en un comunicado la fiscalía del distrito de Manhattan.

La mayoría de cuentas bancarias afectadas se correspondía con clientes de la entidad neoyorquina JP Morgan Chase.

"Este avanzado fraude cibernético es un alarmante ejemplo del extenso y tecnológico crimen organizado del siglo XXI", afirmó en un comunicado el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, quien explicó que los acusados "robaron a empresas y ciudadanos utilizando un teclado y no una pistola".

Vance detalló que los estudiantes, cuyas edades se encuentran entre los 20 y los 23 años, habían sido captados para formar parte de una red criminal a través de redes sociales y anuncios en los periódicos.

Por su parte, la fiscalía federal de Manhattan acusó también a otras 37 personas relacionadas con este caso, y cifró el fraude total en unos tres millones de dólares.

Entre esos acusados se encuentran, según un comunicado de la oficina que dirige el fiscal federal Preet Bharara, los individuos que dirigían las operaciones, otros que se dedicaban a reclutar a los estudiantes y el resto de acusados de participar de alguna manera en el fraude.

"Como demuestran las detenciones de hoy, los atracos modernos de bancos no conllevan la presencia de una pistola, una máscara, una nota y un vehículo para huir, sino simplemente internet e ingenuidad. Además pueden cometerse en un abrir y cerrar de ojos", explicó Bharara.

Las docenas de acusados se enfrentan a distintos cargos relacionados con el de fraude bancario, así con la falsificación de pasaportes, que podrían conllevar sentencias máximas de entre cinco y treinta años en prisión, y que también podrían suponer multas de entre US$250.000 y US$1 millón.

La red de delincuentes informáticos tenía alcance internacional, ya que, según las autoridades estadounidenses, una veintena de personas relacionadas detenidas esta misma semana en el Reino Unido acusados de robar cerca de treinta millones de dólares de cuentas bancarias el pasado año.

La policía comenzó la investigación cuando siguieron la pista de un retiro sospechoso de 44.000 dólares en un banco del barrio neoyorquino del Bronx el pasado febrero, que "pronto fue evidente que pertenecía a un iceberg internacional", afirmó el jefe de policía de Nueva York, Raymond Kelly, en el mismo comunicado.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?