| 9/16/2011 4:40:00 PM

Una decena de años para integrar en centrales enseñanzas de Fukushima

La integración de las enseñanzas del accidente nuclear de Fukushima (Japón) en las centrales atómicas con eventuales modificaciones de su diseño puede durar una decena de años, según las autoridades de la seguridad nuclear reunidas en París.

"Estamos al principio del proceso", señaló el presidente de la Autoridad de Seguridad Nuclear de Francia (ASN), André-Claude Lacoste, que también preside el comité estratégico del programa multinacional de evaluación de nuevos modelos de reactores MDEP.

Lacoste señaló que una de las cuestiones que se plantea es prever la posibilidad de una configuración abierta de las centrales para poder añadir medidas adicionales de seguridad a la vista de la experiencia.

Insistió en que "tras un accidente tan considerable" cada autoridad de seguridad nacional por su lado y todas ellas colectivamente deben "sacar todas las consecuencias".

Preguntado sobre los obstáculos para que las "pruebas de resistencia" a los complejos nucleares que se han anunciado por todo el mundo tras el accidente de Fukushima se hagan bajo supervisión internacional y no por la autoridad de cada país como está previsto, recordó que en Europa se ha acordado un sistema "particular".

Sin responder directamente a la cuestión, Lacoste aludió a ese dispositivo por el que los operadores de las centrales han rendido o van a rendir cuentas ante sus autoridades nacionales de seguridad -en Francia ya están concluidos los informes- y luego esas evaluaciones se examinarán en común con los otros europeos.

Además, contó que Rusia ha manifestado su interés en participar en esa evaluación europea de las centrales que hay en la Unión Europea (UE).

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?