| 5/19/2007 12:00:00 AM

Una Computadora Por Niño es realidad en un salón sudamericano

Son las primeras computadoras que llegan gracias al muy publicitado proyecto titulado "Una Computadora Por Niño", que tiene la meta de ofrecer computadoras portátiles de bajo costo a los niños de países en desarrollo.

VILLA CARDAL, Uruguay _ Las sonrisas iluminaron los rostros de 160 niños en una escuela primaria pública en esta población rural sudamericana, después que cada uno de ellos se sentó sorprendido frente a una computadora portátil de colores brillantes que les habían entregado días antes.

"Es como una visita anticipada de Papá Noel", señaló contento Eduardo de los Santos, un niño de 11 años que llevaba consigo su computadora de color blanco brillante con el costado verde.

Pese a que aún se encuentra en una fase piloto, el grupo también ha repartido computadoras en una escuela de Nigeria y otra de Tailandia.

En la única primaria pública de esta comunidad de 1.300 habitantes, los niños, que jamás habían empleado computadoras, ahora estarán expuestos a los avances de la era digital. A principios de esta semana, los pequeños juguetearon con los teclados de sus máquinas blancas.

"Gracias a esto voy a poder estudiar toneladas de ciencia", señaló Joel Nicoletti, de ocho años, quien dijo que quiere ser científico cuando crezca.

El ambicioso proyecto sin fines de lucro fue lanzado en el 2005 por Nicholas Negroponte, entonces director del laboratorio de medios del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

"Hay 1.000 millones de niños que están en escuelas primarias en el mundo en desarrollo y la gran mayoría no tiene la oportunidad de aprender", señaló Walter Bender, presidente de "software" del proyecto. "Intentaremos ir a donde exista una brecha educativa, pues la tecnología suele servir de vehículo para cerrar esa brecha", agregó.

Las computadoras cuestan actualmente 175 dólares, aunque el proyecto ha calculado que el precio podría bajar hasta los 100 dólares tan pronto se comiencen a fabricar de manera masiva.

Bender dijo que esperaba que el precio incluso bajara más, y que llegara "algún día" hasta los 50 dólares.

Pese a que las primeras computadoras en Uruguay fueron donadas, el resto serán adquiridas por el gobierno del país, que ha presupuestado 15 millones de dólares para el programa. Sin embargo, aún está pendiente un acuerdo final.

Las computadoras portátiles, sin embargo, ya comenzaron a transformar el aula en Villa Cardal.

"El poder de esas máquinas es impresionante" señaló el director de la escuela, Marcelo Galain, al destacar que las computadoras tienen una batería con una duración de 12 horas.

El director indicó que los estudiantes recibieron sus computadoras un día antes de un feriado nacional pero que asistieron a clases el día de asueto para comenzar a utilizarlas.

Hubo algunos problemas técnicos de menor cuantía cuando se comenzaron a utilizar las computadoras, y aunque ninguno de los maestros tenía mucha experiencia con ellas, pronto se dieron cuenta que los niños cuyos apellidos llevaban acentos tenían problemas para ingresar al sistema pero el problema fue resuelto con prontitud.

Algunos niños comenzaron a familiarizarse con sus computadoras jugado "Tetris", un juego de video popular en el que hay que acomodar bloques que van cayendo. Después, estudiarán el sistema operativo Linux.

María Fojo, quien es madre de los mellizos de 10 años Lucas y Franco, señaló que su familia no podía darse el lujo de comprar una computadora, pero que ahora tienen dos.

"Lucas ya la llevó a la casa de su abuela y de su madrina para mostrarla", indicó María Fojo, quien agregó que Franco se entretuvo jugando con una pequeña cámara de vídeo instalada en la misma computadora.

Estas computadoras están diseñadas para los niños, utilizan muy poca electricidad, tienen una manija para generar electricidad a mano, cuentan con una memoria de 1 gigabyte y una red inalámbrica instalada, así como una pantalla con capacidad para leer en lugares cerrados o abiertos.

"Las computadoras portátiles se hablan mutuamente de manera automática, tienen un chat de voz, se pueden compartir archivos y todo esto se puede hacer entre las computadoras de este tipo sin necesidad de la Internet", indicó Bender al hablar sobre el diseño. Además, agregó que "si cualquiera de estas computadoras llega a tener acceso a la Internet, todas pueden compartirla".

Bender agregó que las máquinas vienen cargadas con libros para niños en idiomas locales, junto con enciclopedias y otros materiales de estudio.

Uruguay es una de aproximadamente una docena de naciones en desarrollo que demostraron su interés en participar en el programa.

Las primeras computadoras, junto con una conexión inalámbrica de Internet, fueron obsequiadas por el proyecto "Una Computadora Por Niño", una organización sin fines de lucro que ha recibido financiamiento de varias empresas, entre ellas Red Hat Inc., Google Inc. y News Corp.

El 10 de mayo el presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, entregó las computadoras portátiles "XO" en la escuela primaria de Villa Cardal, una comunidad ubicada entre terrenos de pastura para ganados lecheros y de granjas ubicada a 90 kilómetros (55 millas) al norte de Montevideo.

Uruguay ha aceptado totalmente el proyecto de las computadoras portátiles y tiene grandes esperanzas de que estén en manos de todos los niños de educación primaria antes del 2009.

El entusiasmo de los estudiantes de Villa Cardal es algo que los simpatizantes del programa esperan que se repita en centros de estudio en todo el mundo.

Otros países que también han expresado su interés en el proyecto son Argentina, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Camboya, Egipto, Etiopía, Libia, Nigeria, Pakistán, Rusia, Ruanda y Tailandia.

Galain indicó que ahora observa que los estudiantes están más involucrados en aprender que lo que estaban antes.

"Algunos niños a quienes no les gustaba o no querían escribir, ahora se van familiarizando con el procesador de texto", agregó.

Sin embargo, el director advirtió a los alumnos que sus flamantes nuevas computadoras no los iban a liberar de sus estudios básicos de lectura, escritura y aritmética.

"Que nadie se piense que con esto los niños van a dejar de usar el lápiz y el cuaderno", agregó Galain.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?