| 5/7/2011 10:30:00 AM

Un nuevo sondeo prevé empate técnico entre los dos principales partidos lusos

Una nueva encuesta divulgada hoy en Portugal sobre las elecciones del próximo 5 de junio augura un empate técnico entre los dos principales partidos lusos, una tendencia que ya se apuntaba en sondeos anteriores.

Lisboa - El estudio, realizado por Intercampus, otorga por un estrecho margen la victoria al principal grupo de la oposición, el Partido Social Demócrata (PSD, de centroderecha), con el 37 % de los votos.

El Partido Socialista (PS), en el poder desde 2005, obtendría el 34,8 % de los votos, lo que confirma su recuperación en las encuestas en las últimas semanas, sobre todo después de la petición de rescate financiero.

Otra de las conclusiones que se extrae de este sondeo -elaborado con una muestra de mil ciudadanos- es que la llave del Gobierno puede estar en manos del segundo partido de derecha luso, el democristiano CDS-PP, que conseguiría un 10,5 % de los apoyos.

Con estos resultados, el escenario más plausible sería un Ejecutivo formado por el PSD y el CDS-PP, dado el historial de colaboración entre ambos grupos -acudieron juntos a las municipales de 2009-, aunque seguirían sin contar con mayoría absoluta.

El propio líder del PSD, Pedro Passos Coelho, ya anticipó en una entrevista esta semana que si ganase los comicios ofrecería al CDS-PP formar Gobierno conjuntamente, incluso aunque venciera con mayoría absoluta.

La suma de los votos del PS y los de los comunistas (7,9 %) y los marxistas (7 %) superarían a los obtenidos por la derecha, según esta última encuesta, aunque la hipótesis de que los tres grupos alcanzaran un acuerdo para gobernar en coalición parece muy remota en la actualidad.

A un mes de la cita con las urnas, Portugal se prepara para volver a elegir primer ministro por segunda vez en sólo año y medio, después de que el socialista José Sócrates decidiera dimitir el pasado 23 de marzo.

El rechazo del último plan de austeridad ideado por el Ejecutivo para evitar la necesidad de recurrir a la ayuda externa en el Parlamento -donde gobernaba con mayoría simple y sin apoyos- provocó la salida de Sócrates y la convocatoria de elecciones anticipadas.

La campaña electoral estará profundamente marcada por el rescate financiero de Portugal, valorado en 78.000 millones de euros y que conlleva un riguroso y severo plan de reformas, privatizaciones y recortes elaborado por Bruselas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las autoridades lusas.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?