| 2/16/2006 12:00:00 AM

Un descanso en la guerra de patentes en E.U. Blacberry respira

El servicio de correo electrónico BlackBerry en aparatos portátiles continuará, por ahora, funcionando en Estados Unidos.

El servicio de correo electrónico BlackBerry en aparatos portátiles continuará, por ahora, funcionando en Estados Unidos. El juez James Spencer ha anunciado que no impondrá una prescripción inmediata de este servicio en ese país, que tiene unos tres millones de usuarios de ese servicio.

Los dispositivos BlackBerry, fabricados por la empresa canadiense Research in Motion (RIM), permiten recibir correos electrónicos y enviar datos desde cualquier lugar. Cerca de un millón de usuarios en EE.UU. son empleados gubernamentales en áreas críticas, como la seguridad nacional o la sanidad.

El caso saca a la luz una vez más el caos en el sistema de protección de patentes estadounidense. El país sufre una verdadera epidemia de patentes que hace la vida difícil a cada vez más empresas.

Muchas se gastan una fortuna para defenderse contra supuestas violaciones de patentes. Hay otras que se limitan a comercializar patentes y consiguen grandes beneficios con demandas ante la Justicia.

Y son más cada vez los "inventores" que registran ideas supuestamente geniales. El negocio con la protección de la propiedad intelectual da lugar en ocasiones a invenciones curiosas.

Un 'David' poderoso

Las demandas por violación de patentes se asemejan a menudo a la lucha de David contra Goliat: por un lado el inventor sin grandes recursos y por otro los grandes grupos de empresas que tratan de disputarle los frutos de sus geniales ideas.

Los jurados en los procesos suelen estar de parte de 'David', como en el caso del pequeño administrador de patentes NTP contra el fabricante canadiense RIM. Un jurado decidió que las formas de envío utilizadas por RIM para el envío de correos electrónicos a los BlackBerry son propiedad intelectural del fundador de NTP, Thomas Campana.

Se decidió el final del servicio, que sin embargo puede seguir funcionando si se llega a un acuerdo de indemnización, que podría alcanzar los US$1.000 millones. De todas maneras, las negociaciones fracasaron por el momento.

Los procesos de este tipo van creciendo, según cálculos del sector industrial: de 1.000 anuales en la década de los 80 a los hoy más de 2.500. El número de patentes tampoco para de crecer. La oficina estadounidense de patentes concedió el 14 de febrero la patente número 7.000.000.

Una razón podría ser la revolución tecnológica, que hace posible un sin fin de nuevas aplicaciones. Sin embargo, algunas grandes empresas consideran que muchas ideas patentadas hoy no son más que la combinación de procesos comunes con una actualización informática.

Las empresas exigen una reforma del derecho de patentes y el Congreso ya analiza cómo se puede reducir la avalancha de demandas. La oficina de patentes, en medio del gran flujo de solicitudes de registro, pide también condiciones más estrictas para las patentes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?