| 10/8/2010 1:00:00 PM

UE y Mercosur intentarán acercar posiciones en agricultura de cara a acuerdo

La Unión Europea (UE) y el Mercosur continuarán el lunes en Bruselas las negociaciones de un acuerdo de asociación en la que será la segunda ronda de trabajo desde que decidieron retomarlas en mayo, con el objetivo de seguir limando diferencias en capítulos como los productos agrícolas.

Bruselas.- Argentina espera que durante la semana de negociaciones en la capital belga se fije un programa de trabajo que dinamice las mismas.

Las delegaciones tienen previsto abordar "todos los temas" de la negociación, incluido el agrícola, según confirmaron fuentes diplomáticas a Efe, que precisaron a su vez que aún no se intercambiarán nuevas ofertas.

Según explicó el Ministerio de Exteriores de Argentina esta semana, ambas partes han intercambiado información durante agosto y septiembre, y a continuación será necesario compatibilizar textos con idea de avanzar en un borrador del tratado.

Por parte de Buenos Aires, acudirá a Bruselas el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Luis María Kreckler.

Para el comisario europeo de Comercio, el belga Karel De Gucht, hay buena expectativa de que las negociaciones avancen y se pueda concluir el acuerdo hacia mediados del año próximo, aunque aún persisten "grandes diferencias" entre ambos bloques.

Así se pronunció De Gucht en una reciente visita a Argentina y Brasil, país este último que preside el bloque suramericano durante este semestre.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Roberto Conde, mantuvo la misma perspectiva durante un viaje a Praga el mesa pasado, cuando apuntó igualmente a mediados de 2011 como fecha probable para la conclusión de las negociaciones.

Tras retomar las negociaciones el pasado mayo bajo presidencia española de la UE, el bloque europeo y el Mercosur se disponen a recuperar el tiempo perdido durante los seis años que el proceso estuvo parado a causa, principalmente, de la falta de avances en la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

Esta nueva etapa, que se inició con una primera ronda de negociaciones ya este verano, abarca el 90% del comercio bilateral, un 20 por ciento más que hasta 2004, cuando las conversaciones excluían al sector automotriz y los recambios de piezas de automóvil.

Frente a los temores suramericanos ante la potencia de la industria europea, destaca las reticencias de socios europeos como Francia por el peso agrícola del Mercosur.

Los productores agrícolas europeos solicitan a la Comisión Europea una Política Agrícola Común (PAC) más "sólida" para proteger sus artículos frente a los competidores.

Francia lidera las críticas a la reanudación de las negociaciones, pero también se muestran preocupados países como Austria, Polonia o Irlanda.

Por su parte, Bruselas ha solicitado a Argentina que levante las restricciones que impone a productos agroalimentarios europeos a fin de facilitar las negociaciones.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?