| 1/29/2008 12:00:00 AM

UE: Cada país deberá decidir sobre archivos en internet

Bruselas.- Los sellos discográficos y estudios de cine enfrentarán un remiendo legal en toda Europa en su campaña contra la piratería en la internet, luego que el máximo tribunal de la UE dictaminase el martes que las compañías no pueden usar las leyes del bloque para obtener los nombres y direcciones de sospechosos de intercambiar archivos.

El Tribunal Europeo de Justicia dijo que los dueños españoles de derechos musicales y cinematográficos no podrán recurrir a las reglas de protección de propiedad intelectual de la Unión Europea para exigirle a la compañía española de telecomunicaciones Telefónica SA que identifique a personas que comparten música y películas en la internet.

En lugar de ello, las 27 naciones de la UE podrán _ si lo desean _ introducir sus propias reglas para entregar información personal en casos civiles, siempre y cuando mantengan un equilibrio entre el derecho a privacidad y los derechos de propiedad, dijo el tribunal basado en Luxemburgo.

En la práctica, ello permitirá a los países de la UE tomar sus propias medidas en casos de intercambio de archivos, dijo Iain Connor, de la firma de abogados Pinsent Masons.

Connor indicó que esto abre la posibilidad de que los dueños de propiedad intelectual busquen un sistema legal favorable, mientras que los proveedores de internet opten por ubicarse en regiones con reglas menos estrictas.

"No va a ser algo uniforme en toda la Unión Europea", dijo. "Un tribunal del Reino Unido casi seguramente otorgaría una orden para revelar información".

Los tribunales alemanes se han mostrado muchos menos dispuestos a ordenar a los proveedores de internet a entregar información que identifique a los intercambian archivos musicales o cinematográficos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?