| 10/20/2009 4:20:00 PM

U.E. aprueba penas severas para pesca ilegal

La Unión Europea acordó el martes penalizaciones más severas en casos de pesca ilegal, considerada una importante causa del agotamiento de las reservas de peces en aguas del continente, particularmente el bacalao y el atún azul.

Luxemburgo  — Entre las penalizaciones están la suspensión de la licencia a botes que cometan cuatro infracciones y multas a los estados miembros que no implementen los controles.

La pesca ilegal es considerada la principal causa de la reducción de las poblaciones de peces en los últimos dos decenios, y la UE no ha podido frenar el problema. Regulaciones anticuadas no han conseguido impedir que los pescadores capturen peces protegidos y los vendan a altos precios.

Bajo las reglas aprobadas el martes, los barcos serán monitoreados por satélites y los registros electrónicamente para asegurar que no haya pesca excesiva ni capturas ilegales.

"Un problema importante con la pesca excesiva es que ciertos pescadores decididos a derrotar al sistema lo hacen sin ser notados", dijo el comisionado de pesca de la UE, Joe Borg. "Ahora, se ha vuelto mucho más difícil".

Las multas y penas solían ser tan insignificantes que los pescadores simplemente las incluían en los costos de operación y aún tenían buenas ganancias si eran sorprendidos.

"Con las nuevas reglas de control el elemento disuasivo es fortalecido significativamente, por lo que no es tan fácil para los pescadores realizar actividades ilegales", dijo Borg.

El grupo ambientalista PEW estimó el año pasado que para el 2020 el costo de la pesca ilegal para los estados miembros de la UE será de 10.000 millones de euros (US$15.000 millones) en pesca perdida, y 8.000 millones de euros (US$12.000 millones) en valor perdido de las reservas de peces.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?