| 6/18/2008 12:00:00 AM

UE adopta medidas tajantes para expulsar a indocumentados

Estrasburgo, Francia.- El Parlamento Europeo aprobó el miércoles nuevas normas para expulsar a los inmigrantes ilegales del bloque, pese a las protestas de algunos países latinoamericanos, los grupos izquierdistas y los activistas de los derechos humanos.

El endurecimiento de las medidas contra los indocumentados va acompañado del cambio general de la opinión pública y oficial contra ese sector al que, por ejemplo, Italia culpa del aumento de la delincuencia violenta. Además, a ese sentimiento de inseguridad pública en algunos países se suma la crisis económica cada vez más grave, que presiona a muchos gobiernos del bloque a adoptar medidas draconianas para proteger los intereses de sus trabajadores.

Conforme a las nuevas directrices, aprobadas ya por los gobiernos de la UE, los indocumentados podrán permanecer detenidos hasta por 18 meses antes de ser expulsados. Los países del bloque deberán proporcionar a esos detenidos derechos básicos, incluyendo acceso a asesoría legal gratuita, y los menores no acompañados o las familias con menores deberán ser detenidas solamente como último recurso.

Algunos países latinoamericanos criticaron la medida por temor a que generen una ola de repatriaciones; ese temor se debe en parte a que sus economías dependen enormemente en las remesas giradas por sus ciudadanos que trabajan en Europa, lo que en algunos de ellos suma una importante fuente de divisas. Empero, los funcionarios de la UE insistieron que la reforma de por sí no ocasionará más deportaciones. Una vez identificado como indocumentado por las autoridades, el inmigrante tendrá un plazo de 30 días para abandonar voluntariamente el país. Si la autoridad aprecia el riesgo de que huya o no cumpla la orden de expulsión, podrá ser detenido por 6 meses mientras es procesada su deportación.

En casos concretos será posible una extensión de seis meses, por ejemplo ante la negativa del indocumentado a cooperar con las autoridades o si su identidad debe ser verificada con el país de origen. Los expulsados podrán encarar además una prohibición de volver al bloque durante 5 años para los que no cooperen o sean considerados un peligro social.

Hasta ahora, no había una política común de la UE para expulsar a los inmigrantes indocumentados, y los plazos de detención variaron desde 32 días en Francia a la custodia indefinida en Gran Bretaña. la UE calcula que podría haber hasta 8 millones de indocumentados en las 27 naciones del bloque. España, otro país con abundante población de indocumentados, dijo que considera incrementar el plazo máximo de detención de 40 a 60 días _ aunque muy inferior al plazo total permitido. "Hemos logrado el mejor acuerdo posible, dadas las diferencias" entre los países del bloque, comentó el líder de los liberales demócratas en la cámara, Graham Watson.

El acuerdo, aprobado por 369 votos contra 197 y 106 abstenciones, fue elaborado durante más de dos años, y las naciones de la UE dispondrán de otros dos para adoptarlo. Las nuevas normas _parte de una campaña para crear una política común de inmigración y asilo en el 2010_ no será de aplicación automática en Gran Bretaña e Irlanda porque no son miembros del acuerdo-marco de Schengen, una zona sin fronteras internas, y Dinamarca, que decidió no sumarse al pacto.

Muchos legisladores socialistas y verdes se opusieron a la medida, por considerar que el plazo máximo de detención es excesivo y no está justificada la prohibición del regreso. Empero, tuvieron menos votos que los conservadores y liberales, que consideraron la nueva legislación una mejora. "Al adoptar salvaguardias mínimas, limitamos las posibles conductas excesivas de los gobiernos", dijo la liberal demócrata holandesa Jeanine Hennis Plasschaert.

Indicó que en varios países, los indocumentados aguardan su deportación en cárceles regulares, junto a delincuentes convictos _ lo que no será ya permitido con las nuevas normas. Empero, la organización activista Amnistía Internacional condenó la legislación, por considerar que no garantiza el regreso de los inmigrantes con suficiente dignidad y seguridad.

"Un periodo excesivo de detención de hasta año y medio así como la prohibición de regreso en toda la UE para los que sean obligados a regresar a sus países corre el peligro de reducir las normas vigentes en los estados miembros, además de dar un mal ejemplo a otras regiones del mundo", agregó el grupo activista.

Empero, el ministro francés de inmigración Brice Hortefeux rechazó esos reparos e insistió que no serán reducidas las garantías y que el plazo de detención de 32 días, el mejor de Europa _ no será alterado en Francia. El Ministerio francés de Inmigración estima que de 200.000 a 400.000 inmigrantes ilegales residen en un país de 63 millones de habitantes.

Italia, que endureció su política de inmigración bajo el primer ministro Silvio Berlusconi, elevó ya al máximo el periodo cautelar de detención en anticipación a la ley. El grupo activista galo Red de Educación Sin Fronteras, dijo temer que más países adopten ahora medidas similares, en una carta firmada por políticos, artistas e intelectuales.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?