| 3/28/2008 12:00:00 AM

Turistas de lujo llegan a Perú atraídos por Machu Picchu

Cusco, Perú.- La visita a Perú del británico Tim Jones incluyó el traslado a Machu Picchu en un elegante tren, una habitación a pocos metros de la ciudadela inca y un hotel con sistema de enriquecimiento de oxígeno en Cusco para contrarrestar el mal de altura, entre otros lujos.

A diferencia del turista promedio, que gasta unos 1.100 dólares durante su estadía en Perú, Jones decidió elevar considerablemente la suma para disfrutar mejores servicios, tal como lo hace un número cada vez mayor de personas tras la elección de Machu Picchu como una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo.

En los últimos meses, la región Cusco, ubicada a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, ha recibido la visita de ricos y famosos como el magnate Bill Gates y la actriz Cameron Diaz, quienes participaron en ceremonias andinas tradicionales.

"Ninguno de nosotros había estado en América del Sur antes y Perú parecía un país muy interesante," dijo Jones, de 48 años, mientras esperaba que le sirvieran la cena en el lujoso tren que cubre la ruta Machu Picchu-Cusco y veía como el paisaje variaba de ceja de selva a montes andinos.

"En conjunto hay una buena relación calidad-precio," añadió Jones.

Machu Picchu, un conjunto de viviendas, prisiones y centros ceremoniales hechos de rocas, ubicado en Cusco, fue elegido en julio del año pasado como una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo, junto a Chichén Itzá en México y la estatua del Cristo Redentor en Brasil, entre otras.

"Perú es un poco más barato de lo que normalmente gastamos, pero al mismo hay buenos hoteles de cinco estrellas y el nivel al que estamos acostumbrados," dijo por su parte Jim Swain, de 57 años, quien llegó al país andino desde América del Norte.

"La experiencia que estamos teniendo acá es estupenda," añadió, mientras un arco iris aparecía tras la lluvia en Machu Picchu.

CALIDAD, NO CANTIDAD
Perú espera este año la llegada de 2 millones de turistas, por encima de los 1,8 millones que arribaron en el 2007.

Pero, más que el incremento en la cantidad de visitantes, el país andino está dirigiendo sus esfuerzos a aumentar el número de turistas acostumbrados a invertir mayores sumas de dinero en satisfacer sus antojos.

Orient Express, que opera dos hoteles en Cusco y el exclusivo tren Hiram Bingham, ofrece a turistas servicios que van desde masajes andinos, reiki, shiatzu, aromaterapia, baños con velas, sales aromáticas y hojas de coca, así como la organización de rituales de pago a la tierra.

"No es que nos neguemos a la visita de los mochileros. El mochilero de hoy es el turista de lujo de mañana, pero hemos orientado mucho nuestras campañas en turismo focalizado a usuarios de lujo," dijo a Reuters la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Mercedes Aráoz.

El chileno Luis Claro es una de las personas a las que se refiere la ministra. Tras visitar Perú hace unos 27 años como mochilero, viajó esta semana en el tren más costoso a Machu Picchu junto a su esposa y se hospedó en uno de los mejores hoteles en Cusco.

"Hay que saber que cantidad no es calidad. Nosotros queremos lograr un equilibrio entre una cantidad importante con una calidad importante," dijo por su parte la directora de Turismo de la estatal Promperú, Mara Seminario.

La economía peruana creció el año pasado un 8,99 por ciento, impulsada por sectores vinculados a la demanda interna como la construcción y manufactura. Pese a ello, aproximadamente un 44,5 por ciento de los peruanos vive en la pobreza.

Según el Gobierno, el turismo representan ingresos de unos 2.000 millones de dólares anuales.

"La elección de Machu Picchu como maravilla era un objetivo a alcanzar, el verdadero objetivo que nosotros tenemos de manera global es que el turismo sea una actividad que permita descentralización económica y desarrollo en las regiones," dijo Seminario.

Entre los retos que enfrenta actualmente Perú figura una mayor promoción de otros destinos además de Cusco, un incremento en la conectividad aérea del país con el mundo y un mejor clima de paz social, luego de que recientes protestas causaron malestar entre los turistas.

"La ventaja comparativa que tiene Perú sobre otros destinos en el mundo es que ofrece los tres grandes intereses con los cuales se están moviendo las decisiones turísticas en el mundo: historia, cultura viva y naturaleza," dijo Seminario.

 

 

Reuters

 

 


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?