| 7/9/2008 12:00:00 AM

Turbas causan destrozos en paro nacional en Perú

Lima.- Turbas de manifestantes incendiaron el miércoles una oficina pública y atacaron viviendas y negocios en ciudades del interior, durante un paro nacional contra la política económica del gobierno del presidente Alan García, que dejó más de 200 detenidos.

El gobierno se había preparado en previsión de posibles desbordes de violencia, destinando 100.000 policías y a las fuerzas armadas para resguardar el orden público, sin embargo hubo desmanes en las ciudades de Puerto Maldonado, en la selva, y Huancavelica, en el sur andino del país.

El gobernador de la provincia de Tambopata, Antonio Pita, informó a la emisora CPN, que unos 150 exaltados incendiaron y destruyeron instalaciones del local del gobierno regional de Madre de Dios en Puerto Maldonado, a 860 kilómetros al sudeste de Lima. Según la agencia oficial Andina, 20 agentes resultaron heridos al tratar de repeler a los manifestantestype:bold,italic;.

Mientras, el presidente regional de Huancavelica, Federico Salas, dijo que grupos de estudiantes universitarios recorrieron esa ciudad causando a su paso destrozos en oficinas públicas, viviendas, negocios e instituciones.

No hubo ningún detenido en los dos incidentes, según ambas autoridades. Pero el Director de la Policía Nacional, Octavio Salazar, informó que 216 personas fueron detenidas en todo el país durante la jornada de protesta. El gobierno destacó que la mayoría de la población no acató el paro, mientras que los organizadores afirmaron que la paralización había sido "contundente" en todo el país.

"La población ha demostrado que no tenía ni tiene voluntad de paro, que no tenía ni tiene voluntad de detener el país paralizando las actividades productivas", dijo el presidente García en Palacio de Gobierno. El paro fue convocado por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la mayor central obrera del país, para protestar por el alza de precios de los alimentos, y para exigir al gobierno un cambio de su política económica que califican de neoliberal.

La popularidad de García se ubica en 30%, y una de las razones de la desaprobación a su gestión es el alza de precios de los alimentos. García explicó que ello se debe a una coyuntura internacional y no a un mal manejo de la economía nacional, que crece a un ritmo dinámico de entre 7% y 8%. "Lamento que nos haya tocado sufrir esta crisis mundial que está derribando gobiernos en todo el mundo y destruyendo popularidades en todo el mundo, pero es así la regla de la vida", comentó García que señaló que la inflación en Perú es de solo 5%, mientras otros países tienen tasas inflacionarias mayores.

Previamente, el ministro del Interior Luis Alva Castro informó que las fuerzas armadas, como lo dispuso el gobierno, custodiaron servicios públicos, puertos y aeropuertos, y que debido a ello éstos funcionaron con normalidad. El paro tuvo poca convocatoria en Lima, mientras que se sintió con mayor fuerza en el interior del país.

Mario Huamán, secretario general de la CGTP, afirmó que en términos generales el paro fue "contundente y exitoso a nivel nacional" y temprano había destacado que se había cumplido pacíficamente como se habían comprometido los dirigentes. Los organizadores del paro criticaron la decisión del gobierno de llamar a las fuerzas armadas por considerarla "excesiva".

Unos 6.000 trabajadores se reunieron en la Plaza Dos de Mayo en el centro de Lima para hacer oír sus demandas. "Pedimos aumentos de salarios, sueldos y pensiones (de jubilación) para compensar el altísimo costo de vida", dijo Huamán.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?