| 5/30/2007 12:00:00 AM

Trump retira su nombre de proyecto de construcción en Tampa

El proyecto, presentado en enero del 2005 como una de las torres más altas del Golfo de México, ha sufrido reveses financieros, problemas legales y el desplome del mercado de vivienda.

Tampa, Florida, EEUU_ No habrá torre Trump en Tampa. El magnate de bienes raíces Donald Trump se retiró del proyecto de la construcción de una Torre Trump de 52 pisos en Tampa, con un costo de 300 millones de dólares, según una demanda presentada en un juzgado federal.

 

Trump dijo en la demanda, presentada el viernes, que el urbanizador SimDag le debe más de 1 millón de dólares en honorarios de licencias. También dijo Trump que SimDag no pudo demostrar que ha vendido apartamentos, valorizados entre 700.000 y 6,2 millones de dólares, para cumplir sus obligaciones contractuales con él. Trump tenía derecho a la mitad de las ganancias de la venta de 190 apartamentos y a un honorario por concepto de licencias de 2,8 millones de dólares.

 

La pérdida del famoso nombre puede dar al traste con el proyecto.

 

"Podemos seguir sin Trump, pero no sé si queremos", dijo Eric Fordin del Grupo Related, un constructor de Miami contratado por SimDag para que reviva el proyecto.

 

El proyecto, presentado en enero del 2005 como una de las torres más altas del Golfo de México, ha sufrido reveses financieros, problemas legales y el desplome del mercado de vivienda. La construcción estuvo parada en noviembre y el lote ahora está baldío.

 

El teléfono de la oficina principal de SimDag en Clearwater estaba desconectado el miércoles. Mensajes telefónicos dejados en la oficina de la empresa en Sea Isle City, Nueva Jersey, para el portavoz en Tampa, no fueron respondidos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?