| 7/7/2011 6:00:00 PM

Trichet elogia los esfuerzos de Portugal y confía en el éxito de sus medidas

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, elogió este jueves el programa económico puesto en marcha por Portugal y se mostró confiado en sus resultados y en la credibilidad y confianza que transmitirá.

Lisboa - En declaraciones al canal luso de televisión TVI, el presidente del BCE consideró que el nuevo Gobierno portugués ha mostrado su "voluntad de hacer mucho" con el programa presentado la semana pasada ante el Parlamento.

Trichet resaltó que incluye privatizaciones e impuestos más allá de los compromisos del rescate financiero del país, concedido en mayo y de un monto de 78.000 millones euros.

Es muy importante aplicar el programa y "muy importante que se aprobara con el 80% de respaldo en el Parlamento", señaló al subrayar que, en estas circunstancias, cuenta "la confianza, la credibilidad" y todo lo que contribuye a reforzarla.

Esas políticas "van a compensar, van a dar resultados, éxitos", pronóstico Trichet al considerar que los portugueses tienen razones para mantener la esperanza, porque en su país "hay una estrategia firme y saludable".

El Gobierno luso, que asumió funciones hace dos semanas tras la victoria de los conservadores sobre los socialistas en las elecciones anticipadas de junio, "está un paso por delante", agregó, y ha dado pruebas de cumplimiento incluso de forma anticipada.

Trichet explicó que los gobernadores del BCE analizaron todo esto para tomar hoy la decisión de aceptar como garantía de préstamos los títulos de deuda soberana de Portugal, aunque no cumplan los niveles mínimos de calificación establecidos.

La agencia Moody's rebajó el martes la nota del Estado portugués hasta el nivel del bono basura en una medida que penalizó gravemente la bolsa y la deuda lusa, que sólo experimentaron una recuperación hoy con la decisión del BCE.

En relación con las turbulencias financieras causadas por las calificaciones de las agencias de notación, que en el caso de la última decisión de Moody's han sido contestadas de forma unánime por los dirigentes políticos y empresariales lusos, Trichet insistió en lo complicado de dar a este problema una "respuesta global".

"No puede ser local, nacional o continental sino global porque es una cuestión global" razonó el presidente del BCE, para quien sería infantil plantear una solución simple a algo muy complejo y pretender aplicarla con un chasquido de dedos.

"Hay mucho por hacer", reconoció al ser preguntado sobre la posibilidad de una agencia europea de calificación financiera.


Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?