| 9/4/2006 12:00:00 AM

Tribunal Mercosur reunido por conflicto uruguayo-argentino

El juez español Luis Martín Mingarro, y los árbitros José M. Gamio, uruguayo, y Carlos Barreira, argentino, tuvieron el domingo su primer encuentro en la sede del Mercosur en esta capital y el lunes reanudaron a puertas cerradas el análisis de la situación.

Montivedeo.- El Tribunal Arbitral del Mercosur comenzó el lunes a analizar el reclamo de Uruguay a la Argentina a raíz de los bloqueos de dos de tres puentes internacionales por parte de grupos argentinos opuestos a la instalación de dos plantas de celulosa en territorio fronterizo uruguayo.

Antes de que comenzara el mes pasado la presentación de los alegatos de las partes, incluyendo testigos de ambos países, se informó que una decisión sobre la controversia sería entregada el jueves próximo.

Este es el pleito más serio a que se abocará el Tribunal Arbitral para las controversias del Mercosur, formado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y al que se incorporó en junio Venezuela como miembro pleno. Los gobiernos de Argentina y Uruguay se enfrascaron en una áspera disputa por las plantas de celulosa, de las empresas Botnia de Finlandia y Ence de España, en la localidad uruguaya de Fray Bentos.

El gobierno del presidente argentino Néstor Kirchner rechaza las plantas por considerar que serán contaminantes, pero su par uruguayo Tabaré Vázquez rechaza las alegaciones sosteniendo que al utilizar tecnología de última generación no producirán impactos. La controversia tomó un giro que enturbió las relaciones entre ambos países cuando el 23 de diciembre del 2005 grupos ambientalistas argentinos cortaron el tránsito del puente sobre el río Uruguay que une Gualeguaychú, Argentina, con Fray Bentos.

Después el corte se extendió aguas arriba del río al segundo puente Colón-Paysandú y en alguna oportunidad el tercer puente que enlaza Concordia con Salto, en Uruguay, donde está la represa binacional. Como resultado de más de 70 días de cortes, miles de argentino no pudieron venir de turismo al Uruguay, y Fray Bentos sintió el impacto de ese tránsito, el comercio bajó y decenas de camiones debieron utilizar otras vías.

El gobierno de Vázquez estimó en hasta 500 millones de dólares las pérdidas y acusó al gobierno de Kirchner de violar los propios términos del Mercosur que contempla el libre tránsito de personas y bienes como piedra fundamental del libre comercio.

En junio, la Corte Internacional de Justicia de La Haya rechazó un reclamo argentino para que ordenara la detención de construcción de las plantas. Luego Argentina también fracasó en impugnar la formación del Tribunal Arbitral.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?