| 9/3/2009 12:00:00 AM

Tres potencias europeas dicen que crisis no ha terminado

La crisis económica global no ha terminado y el desempleo subirá en los próximos meses, advirtieron el jueves los líderes de Gran Bretaña, Francia y Alemania, antes de un encuentro de ministros del G-20 que se celebra en Londres este fin de semana.

LONDRES - En una carta a sus colegas de la Unión Europea (UE), los jefes de Estado de las tres mayores economías de Europa dijeron que no hay otra alternativa que mantener el estímulo extraordinario por ahora, pero que se deberían hacer planes para, eventualmente, retirarlo en forma coordinada.

"Debemos ser cuidadosos y evitar que se establezca la base de nuevos desequilibrios globales", escribieron el primer ministro británico Gordon Brown, el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel.

"Por lo tanto, debemos trabajar en estrategias de salida que serán implementadas en forma coordinada tan pronto como haya terminado la crisis", agregaron.

En momentos en que sigue la indignación pública por los excesos del sector financiero, y que el desempleo continúa en ascenso, los líderes también dijeron que los bancos no deben volver a actuar como antes y tendrán que limitar la conducta riesgosa y la cultura de grandes bonos para ejecutivos.

La cumbre de líderes del G-20 en Pittsburgh, escribieron, también debería resultar en normas vinculantes para limitar los bonos excesivos, aunque no había ninguna mención explícita a algún tipo de impuesto adicional, una idea que los franceses ya han considerado en el pasado.

"Nuestros ciudadanos están profundamente perturbados por el resurgimiento de prácticas repudiables, pese a que se ha movilizado dinero de los contribuyentes para apoyar al sector financiero en lo peor de la crisis", dijo la carta.

Dijeron que los bonos de los bancos deberían ser diferidos a lo largo del tiempo para desalentar el cortoplacismo y estar sujetos a su retención en caso de que las cosas empeoren.

También pidieron a sus ministros de Finanzas, que se reunirán en Londres, que evalúen la posibilidad de reforzar la regulación de bancos sistémicamente importantes y la forma en la que estas instituciones pueden ser liquidadas en caso de ser necesario, sin alterar el sistema financiero.

SALIENDO DEL HUECO

Más temprano en el día, las nuevas proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mostraron que la recesión global está llegando a su fin más rápido de lo estimado pocos meses atrás y que ya podría haber culminado.

El jefe del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo también que veía crecientes señales de una estabilización en la recesión en momentos en que el BCE elevó sus pronósticos para la economía después de mantener sus tasas de interés sin cambios a un récord mínimo de 1,0 % el jueves.

Prueba de ello es que el PIB alemán durante el segundo trimestre fue un 5,9 % menor al del año pasado, mientras que en Gran Bretaña el dato tuvo una caída de 5,5 % respecto al mismo período del 2008.

"Los mercados laborales sufrirán las consecuencias de la baja utilización de la capacidad de producción durante los próximos meses", escribieron los líderes de los tres países europeos.

"Debemos enviar un mensaje en conjunto en Pittsburgh respecto a que estamos total y firmemente resueltos a implementar nuestros planes de estímulo", dijeron.

Estados Unidos tiene un discurso similar. "Hemos avanzado un largo camino. Aún tenemos un largo recorrido por delante", dijo Timothy Geithner, secretario del Tesoro, la tarde del miércoles.

Geithner viajará a Londres para participar en la reunión de ministros de Finanzas del G-20 el viernes y sábado, presidida por el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, que sentará las bases para la cumbre de Pittsburgh más adelante este mes.

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?