| 7/11/2007 12:00:00 AM

Tres plantas de etanol para el Caribe

Un convenio de cooperación para construir tres plantas de Etanol en Bolívar, Sucre y Córdoba, que producirán 900 mil litros de alcohol al día y dará empleo a 1.500 personas en proceso de reintegración, fue firmado por la Alta Consejería para la Reintegración, Etanol Consortium Board S.A. (ECB) y la USAID.

El convenio contempla la siembra de 45 mil hectáreas de caña y el montaje de las tres plantas para la producción de biocombustible, con destino tanto a la exportación como al consumo interno de cada uno de estos tres departamentos.


El proyecto de cooperación ‘Etanol Caribe Colombiano’ se hace realidad gracias a los aportes en dinero y especie de la empresa ECB S.A., del Gobierno de los Estados Unidos a través de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), la Alta Consejería para la Reintegración y el apoyo técnico de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

 

Además de ser un gran avance en materia agrícola para el Caribe Colombiano, este proyecto se convierte en una alternativa de ocupación laboral -con todas las prestaciones sociales- de las personas en proceso de reintegración, ya que genera 4 mil empleos, de los cuales 1.500 estarán dirigidos a esta población y a las comunidades más vulnerables de cada región.

 

El proyecto
A la fecha, el proyecto cuenta con toda la financiación asegurada, comprende el montaje y puesta en marcha de tres plantas para la producción de alcohol carburante, utilizando como materia prima la caña.

Cada planta funciona como una unidad administrativa independiente y están ubicadas en las siguientes zonas:
Municipio de María La Baja (Bolívar)
Municipio de San Onofre (Sucre)
Municipio de Momil (Córdoba)

 

Cada unidad, además de contar con una planta procesadora, debe establecer y mantener una extensión de caña de azúcar de 10.000 hectáreas. La producción de alcohol estará destinada en un 85 por ciento para el mercado internacional y el restante 15 por ciento constituye la cuota exigida por el Gobierno, que debe comercializarse al interior en el país.

El comprador internacional es la empresa SEKAB, que ha asegurado la compra del alcohol y el porcentaje nacional se comercializará a través de TERPEL.

 

ECB que se dedica al desarrollo de proyectos en el área energética, a través del desarrollo, construcción, operación y comercialización de alcohol carburante, es accionista en un 55 por ciento del proyecto y ha abierto la posibilidad para que población vulnerable de la zonas donde se desarrollará el proyecto, al igual que población desmovilizada y en proceso de reintegración, se vinculen al proyecto a través de dos formas:

1. Empleo directo, destinado principalmente a labores de tipo agrícola, durante el establecimiento y operación del proyecto.

 

2. Participación accionaria. ECB ha manifestado la intención de poner a la venta, hasta un 3 por ciento de las acciones que posee. La negociación es un proceso comercial donde se dará opción de compra a los trabajadores vinculados a los procesos de establecimiento y operación.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?