| 2/3/2009 12:00:00 AM

Trepa desempleo español; Japón compra acciones de bancos

BERLIN/TOKIO- Los problemas económicos de Europa se agravaron el martes, después de que España reportara un alza récord en el desempleo y Alemania informara de una caída en sus ventas minoristas, mientras el Senado estadounidense se preparaba para votar un plan de estímulo de 900.000 millones de dólares.

En Asia, el Banco de Japón dijo que compraría hasta 11.000 millones de dólares en acciones en poder de los bancos, mientras que Australia recortó las tasas y reveló un paquete de estímulo de 26.000 millones de dólares, como parte de los esfuerzos de las autoridades de todo el mundo por revivir la economía global.

Pero las medidas dieron un impulso efímero a los mercados de acciones de Europa, que cotizaban con ligeras bajas a media sesión en Francfort, Londres y París, aunque los futuros de las acciones estadounidenses mostraban alzas marginales.

Fuertemente afectada por el colapso del sector vivienda tras un fuerte crecimiento durante años, España dijo que el número de desempleados registrados había repuntado en casi 200.000 en enero, el décimo aumento consecutivo y la mayor alza desde que comenzaron a registrarse los datos en 1996.

La cifra llevó la tasa de desempleo de España al 13,9 por ciento, el nivel más alto en la Unión Europea.

"Las cosas se van a poner peor, mucho peor", dijo José García Zárate de la consultora 4cast, destacando que el desempleo se extiende desde el golpeado sector de la construcción a otros segmentos de la economía.

También se conoció más evidencia de deterioro de la actividad económica de la zona euro al difundirse datos que mostraron que los precios al productor cayeron un 1,3 por ciento en diciembre, bastante más de lo esperado.

El motor principal de la economía europea, Alemania, ha logrado un mejor desempeño hasta ahora, pero los datos del martes mostraron una decepcionante caída de 0,2 por ciento intermensual en las ventas minoristas de diciembre.

Cifras precedentes de los minoristas habían generado esperanzas de un fuerte periodo de ventas navideñas en Alemania, donde el Estado espera que el consumidor nacional pueda tomar las riendas de la economía tras un retroceso de las exportaciones.

"Las cifras son claramente decepcionantes, porque mucha gente esperaba que las ventas navideñas mejoraran", dijo Ulrike Kastens, de Sal Oppenheim, al referirse a las ventas minoristas de Alemania. "En el balance, las cifras son malas", agregó.

El Senado de Estados Unidos debe comenzar una seria de votaciones sobre el paquete de 900.000 millones de dólares que incluye recortes impositivos y nuevo gasto, que el presidente Barack Obama dice lo ayudará a combatir la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

Los líderes del Senado controlado por los demócratas esperan aprobar el plan el viernes, pese la resistencia de los republicanos.

En Japón, el banco central dijo que comprará hasta un billón de yenes (11.000 millones de dólares) en acciones en poder de los bancos, una medida que según analistas apunta a aliviar la carga de las instituciones financieras en las hojas de balance.

En Australia, el Gobierno duplicó con creces un estímulo inicial, llevando el total del paquete a más de 49.000 millones de dólares o casi un ocho por ciento de la producción anual de la economía, para contener una recesión que se ha extendido por buena parte de las naciones más ricas del mundo.

"Es mucho mayor de lo que esperaba la mayoría de la gente", dijo Brian Redican, economista del Macquarie Bank.

Con Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña y Europa continental oficialmente en recesión, informes divulgados el lunes mostraron que los problemas del sector manufacturero mundial se aliviaron en enero, pero otros datos indicaron que la fuerte caída económica global sigue en su apogeo.

En particular, sigue muy débil el panorama sobre el gasto del consumidor estadounidense, que representa dos tercios de la mayor economía del mundo. El gasto apenas subió un 3,6 por ciento en el 2008, el menor incremento desde 1961.

DOBLE GOLPE

Los inversionistas en acciones inicialmente elogiaron las medidas de Tokio y Canberra de que sus Gobiernos están dispuestos a tomar decisiones agresivas para estabilizar los mercados y revivir sus economías, pero el índice accionario japonés Nikkei cayó un 0,6 por ciento el martes, ya que el sombrío panorama de ganancias contrarrestaba el optimismo por las acciones del Banco de Japón.

El débil gasto en Estados Unidos está afectando a muchas economías de Asia, que han sido debilitadas por el golpe doble del colapso de las exportaciones y la escasa demanda en casa.

El Fondo Monetario Internacional manifestó el martes alguna esperanza de recuperación en el 2010, pero dijo que las economías de Asia, que dependen de las exportaciones, tendrían que impulsar la demanda interna.

"Es imposible que Asia tenga una recuperación mientras el resto del mundo está mal", sostuvo el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

La mayoría de las economías de Asia depende de la demanda de Estados Unidos y Europa, ambos estancados en una recesión.

El Fondo prevé que Asia crezca sólo 2,7 por ciento este año, una reducción desde el anticipo de noviembre, de 4,9 por ciento. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.