| 10/10/2012 4:00:00 PM

Trata de personas: lucrativo negocio en Latinoamérica

La trata de personas moviliza un estimado de 6.600 millones de dólares al año en América Latina, de un total de 32.000 millones en el mundo, afirmó hoy a Efe el secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos.

Lima. "Es uno de los problemas más importantes de la economía ilícita, creo que es el tercero en términos de lucro, detrás de drogas y armas, y sigue en aumento", aseguró Blackwell.

El funcionario de la OEA, que participa del "Primer encuentro Nacional sobre Trata y Tráfico de personas", que se celebra hasta el martes en la Pontificia Universidad Católica del Perú, sostuvo que se debe incidir en eliminar la demanda de este delito.

Añadió que este "es un problema de mudanza de áreas marginales pobres hacia centros urbanos buscando una mejor vida", pero que se enfrenta a un proceso de urbanización sin industrialización.

"No hay trabajo suficiente en el mercado legítimo y se busca otras alternativas, donde hay más riesgo", aseguró.

Durante la inauguración del encuentro, el embajador de los Países Bajos en Perú, Arjan Hamburger, aseguró que "para los traficantes (de personas) hay un riesgo bajo y un negocio de alta rentabilidad".

Andrea Querol, directora ejecutiva de la organización Capital Humano y Social Alternativo, señaló a Efe, por su parte, que uno de los principales retos es "detener a más tratantes" para ponerlos como ejemplo y disuadir a otros traficantes.

"También es importante darle protección integral a las víctimas para que puedan denunciar... Las que se logran rescatar desaparecen y no quieren saber más del tema ni del asunto. No hay formas de llegar a los tratantes y detenerlos", expresó.

Querol indicó que en Perú la trata de personas se da mayoritariamente a nivel interno, a diferencia de Europa y Centroamérica, donde ocurre a nivel transnacional.

Según el director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Óscar Castro Soto, expositor del encuentro, las investigaciones sobre este delito son incipientes y, en algunos casos, la vida de los investigadores está en riesgo al acercarse al crimen organizado.

Castro Soto explicó que el tráfico de personas no sólo involucra la explotación sexual, que es una de las más visibles, sino también la laboral, el tráfico de órganos, la servidumbre y algún tipo de esclavitud.

Blackwell indicó, por su parte, que uno de los factores que en la actualidad puede incrementar la trata de personas es la crisis económica mundial.

"La gente está más desesperada buscando una vida decente. En muchos países hay fragilidad institucional en términos de servicios sociales y personas que perdieron su trabajo", alertó.
EFE                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?