| 2/15/2007 12:00:00 AM

Trámites de exportación ya se hacen por ventanilla única

En la actualidad, las operaciones relacionadas con importaciones, como son los trámites de licencias previas y registros de importación, se realizan cien por ciento de manera electrónica, a través de la VUCE.

Bogotá.- Los exportadores colombianos pueden darle ya la bienvenida a la modernización y empezar a hacer la totalidad de sus trámites a través de la Ventanilla Única de Comercio Exterior -VUCE-, que hasta ahora ha sido de gran utilidad, en materia de ahorro de dinero y tiempo, para los importadores.

Esto, por cuanto ya están funcionando plenamente los tres módulos de la VUCE: el de importaciones, el de exportaciones y el Formulario Único de Comercio Exterior –FUCE-.

Así lo anunció el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, quien invitó a los exportadores a conocer y a aplicar este mecanismo que vuelve virtuales los trámites de autorizaciones previas para exportación. “Para ello, dijo, iniciaremos en abril un ciclo de capacitación por todo el país, en coordinación con los gremios de la producción nacional, para que los empresarios colombianos conozcan las bondades de este sistema y se animen a utilizarlo”.

Según el Ministro, la aplicación de este componente informático y la eliminación de los trámites han significado ahorros para los empresarios del orden del 25 al 30%, representados en transporte de papel, mensajería y archivo documental en los trámites relacionados.

En términos de eficiencia, los importadores han tenido ganancias representadas en ahorros significativos de tiempo, ya que antes requerían como mínimo dos días en el trámite de consignación y retiro de los formularios de Registro de Importación y un día adicional para la presentación ante la Dirección de Comercio Exterior, con miras a su revisión y aprobación, sin contar el tiempo y el recurso humano que dedicaban en las oficinas de los importadores al diligenciamiento de los registros de importación.

La solución implementada agilizó la recepción y seguimiento a las solicitudes, eliminó tiempos muertos, pasos, documentos anexos, redujo costos en procesos para los usuarios, eliminó privilegios y tratos preferenciales no justificados. Además, garantiza la seguridad jurídica y el aumento de recaudos financieros en las entidades del Estado involucradas, explicó Plata.

Desde la puesta en funcionamiento de la VUCE, en julio de 2005, hasta hoy, se han tramitado 102.000 autorizaciones previas para las importaciones. Para las exportaciones, empezó a operar en enero de 2007, con un balance de cuarenta autorizaciones y permisos vía WEB tramitados, cifra tímida para un sistema que sólo reporta beneficios.

Las dieciocho entidades involucradas en el proceso de autorizaciones han realizado un control más efectivo de los permisos y controles previos a los productos que ingresan al país, consultando y verificando la información emitida en un solo sitio. Son ellas: los ministerios de Comercio, Industria y Turismo, Agricultura y Desarrollo Rural, De la Protección Social, De Minas y Energía, De Defensa Nacional, De Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y de Relaciones Exteriores; la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, el Instituto Colombiano Agropecuario, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, la Dirección Nacional de Estupefacientes, el Fondo Nacional de Estupefacientes, Ingeominas, la Industria Militar, las superintendencias de Industria y Comercio, y de Vigilancia y Seguridad Privada.

Así las cosas, se espera que en adelante sean los exportadores quienes aprovechen las ventajas que trae consigo la modernización, pues todo ahorro que se realice repercute, sin duda, en el aumento de la competitividad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?