| 3/5/2013 11:49:00 AM

Tráfico aéreo de pasajeros creció en enero

El tráfico aéreo de pasajeros creció un 2,7% el pasado enero con respecto al mismo mes del año pasado, mientras que la capacidad lo hizo en un 2,2%, con lo que la ocupación fue de un 77,1%.

Ginebra - "La demanda de pasajeros de enero parece débil comparada con 2012, en que creció un 5,3%. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el Año Nuevo Chino, un periodo de gran demanda, fue este año en febrero, mientras que en 2012 tuvo lugar en enero", explicó el organismo.

Si se tuviesen en cuenta ése y otros factores estacionales, el crecimiento del transporte de personas en enero sería del 3,5%, con lo que de todos modos seguiría por debajo del obtenido hace un año.

"A pesar de que el crecimiento de enero fue más lento que el año anterior, los resultados obtenidos en los últimos meses representan una aceleración de la demanda de transporte aéreo de pasajeros después de que ésta cayera fuertemente en 2012", añadió la IATA.

Según sus expertos, el tráfico de pasajeros está aumentando en consonancia con los niveles de confianza en el mundo de los negocios, ya que en los últimos meses hubo señales económicas positivas en Estados Unidos y China, en tanto que la crisis de la Eurozona parece haberse estabilizado.

"Por supuesto, los riesgos continúan, el impacto de los recortes presupuestarios en EEUU aún está presente y los precios del petróleo permanecen altos. Pero incluso con estas circunstancias, vemos un crecimiento que se fortalece", comentó el director general de la IATA, Tony Tyler.

A nivel internacional, destacaron las líneas aéreas de Oriente Medio, cuya demanda de pasajeros creció un 14,3%, seguidas de las latinoamericanas, con un incremento del 13,7%. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?