| 9/10/2011 8:30:00 AM

Trabajadores petroleros desaparecen antes de tormenta en México

Cuatro estadounidenses, cuatro mexicanos, un kazajo y un décimo trabajador cuya nacionalidad no se ha confirmado, son las tripulaciones desaparecidas este viernes en el Golfo México.

La petrolera estatal mexicana y una compañía texana buscaban el viernes a 10 trabajadores desaparecidos, incluidos cuatro estadounidenses, quienes abandonaron una nave de investigación en el Golfo de México, antes del paso de la tormenta tropical Nate.

Había dos barcos en el área, empleados por Geokinetics Inc., con sede en Houston, que solicitaron ayuda el jueves por la tarde, tras abandonar una embarcación llamada Trinity II, semejante a una plataforma petrolera, que está equipada con una grúa capaz de elevar la cubierta.

"Estamos muy preocupados por lo ocurrido en el Golfo de México en relación con nuestros empleados y otras personas que debieron abandonar una embarcación elevable averiada debido a condiciones generadas por la tormenta tropical Nate", dijo Brenda Taquino, vocera de Geokinetics. "La seguridad y el rescate de los empleados, de todos los que están en la balsa salvavidas, es nuestra prioridad".

Taquino dijo que la compañía se enteró el jueves por la mañana que la Trinity II, de 28 metros (94 pies) de eslora, contratada con la empresa Trinity Liftboat Services LLC con sede en Luisiana, estaba detenida en la bahía de Campeche, por las condiciones meteorológicas.

A bordo iban cuatro tripulantes que operan la embarcación, así como tres contratistas y tres empleados de Geokinetics, que se especializa en estudios sísmicos para la industria del petróleo y gas. Se trata de cuatro estadounidenses, cuatro mexicanos, un kazajo y un décimo trabajador cuya nacionalidad no se ha confirmado, de acuerdo con un funcionario en el puerto de Dos Bocas, quien solicitó permanecer anónimo por no tener autorización de hablar con la prensa.

El funcionario añadió que Pemex y cuadrillas de la Armada mexicana trabajaban también en las playas de Frontera, el puerto más cercano a la zona donde los hombres abandonaron la embarcación, debido a que los vientos intensos y las lluvias dificultaban mucho el aventurarse al mar.

La tormenta tropical Nate avanzaba lentamente hacia el oeste-suroeste, por el sur del Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de cerca de 80 kilómetros (50 millas) por hora, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Su centro se ubicaba unos 241 kilómetros (150 millas) al oeste del estado mexicano de Campeche. Los meteorólogos dijeron que Nate podría reanudar su marcha al noroeste el viernes por la noche y azotar la costa mexicana del Golfo el domingo o el lunes.

Se declaró una advertencia de huracán para las poblaciones costeras, entre Tampico y Veracruz.

Los puertos del Golfo de México estuvieron cerrados a la navegación el viernes, y se realizaban preparativos en el estado de Veracruz, donde las autoridades de protección civil emitieron un alerta de tormenta tropical para 212 municipios.

En tanto, la tormenta tropical María podría llegar a las Antillas Menores en el Atlántico antes del sábado, y la lluvia provocada por los remanentes de la tormenta tropical Lee siguieron anegando una amplia zona de Pensilvania y de otros estados nororientales, dejando al menos siete muertos.

Los vientos máximos sostenidos de María llegaron el viernes a 75 kph (45 mph), y era posible que el fenómeno se intensificara, según el Centro Nacional de Huracanes. Avanzaba al oeste-noroeste, a unos 22 kph (14 mph).

Una advertencia de tormenta tropical se emitió para varias islas, Antigua, Anguila, Barbuda, Montserrat, Nevis, San Cristóbal, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Vírgenes Estadounidenses, St. Maartin, Saba y San Eustaquio.

Se emitió una advertencia de tormenta tropical para San Bartolomé, St. Marteen, Martinica, Dominica y Puerto Rico, incluyendo las islas de Vieques y Culebra.

En su trayectoria actual, el centro de María llegaría a las islas del Sotavento, el sábado por la madrugada, y a las proximidades de las Islas Vírgenes por la noche, añadió el centro de huracanes.

También en el Atlántico, el huracán Katia avanzaba al noreste en aguas abiertas, luego de pasar entre Estados Unidos y Bermudas. Pese a que no tocó tierra, el vórtice del huracán provocó grandes olas que seguirían afectando la costa oriental de Estados Unidos y Bermudas.

Katia tenía su centro entre Bermudas y Nueva Escocia, y avanzaba al noreste a unos 46 kph (29 mph). Tenía vientos máximos sostenidos de 140 kph (85 mph). El pronóstico de largo plazo indicaba que podría llegar a Escocia.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?