| 7/6/2010 8:35:00 AM

Trabajadores de obras de ampliación del Canal protestan por malas condiciones

Los empleados de las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, que desarrolla el Grupo Unidos por el Canal en lado Atlántico y Pacífico de la vía, llevan adelante una protesta en demanda de aumento salarial y mejores condiciones de trabajo, informaron hoy líderes sindicales.

Panamá.- "Todos (los trabajos) están paralizados, en el Atlántico desde el sábado pasado, y el Pacífico se unió hoy", dijo a Efe Eustaquio Méndez, uno de los directivos del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) en la ciudad de Colón.

"Los trabajadores están exigiendo mejores condiciones de seguridad, porque en la obra ni siquiera hay agua potable, no hay donde guarecerse (de la lluvia), no hay comedores, ni vestidores, y adicionalmente están exigiendo un aumento de salarios", indicó Méndez al asegurar que más de mil obreros secundan el paro.

Los 300 trabajadores de las obras del Atlántico y los cerca de 800 que trabajan en el Pacífico ganan 3,37 dólares por hora, los calificados, y 2,90 dólares los no calificados.

Méndez dijo que estos son los salarios que rigen para obras que no tienen esta magnitud, por lo que, según expresó, "como esta obra es un megaproyecto, los trabajadores aspiran a un mejor salario".

El tercer juego de esclusas, la obra más importante del proyecto de ampliación de la vía acuática, está a cargo del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), un consorcio liderado por la española Sacyr e integrado por la italiana Impregilo, así como la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.

La protesta se produce días después de que el presidente del país, Ricardo Martinelli; el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el vicepresidente tercero español, Manuel Chaves, inauguraran oficialmente las obras adjudicadas a Grupo Unidos por 3.198,5 millones de dólares con el fin de concluirlo para 2014.

Según Méndez, el paro ya ha producido enfrentamientos entre miembros del Suntracs que apoyan a los huelguistas y la Policía y la detención de 30 obreros de ese sindicato -que no están involucrados en las obras- en Colón tras enfrentarse con unidades antidisturbios de la Policía.

Sin embargo, hasta ahora ningún trabajador del proyecto ha sido detenido, dijo Méndez, quien añadió que el consorcio no ha dado señales de diálogo.

El consorcio, por su parte, señaló en un comunicado que "este es un proyecto de interés nacional que merece el trabajo de los mejores y Grupo Unidos por el Canal tomará las acciones legales pertinentes para asegurar la normal operación de esta gran obra".

Hasta el momento, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no ha hecho ningún comentario oficial sobre el asunto.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?