| 3/4/2011 9:40:00 AM

Trabajadores de aeropuertos españoles harán huelga el Jueves Santo

Los trabajadores de Aena, el gestor de los aeropuertos españoles, convocaron hoy una huelga de 24 horas en todo el país para el próximo 21 de abril, Jueves Santo y día clave de las vacaciones de Semana Santa, en protesta por la privatización parcial del ente anunciada por el Gobierno.

Barcelona - El Gobierno español anunció en diciembre pasado que privatizará el 49 % de la gestión de los aeropuertos españoles, incluidos los de Madrid y Barcelona.

En declaraciones a Efe, el responsable de Ugt-Aena, Francisco Abadías, reconoció que son conscientes de que su acción "afectará a muchos pasajeros", pero consideró que no pueden quedarse "de brazos cruzados mientras se continúan recortando derechos a los trabajadores".

El portavoz del comité de empresa de Aena, Manuel Caro, por su parte, recomendó a los pasajeros que tengan un billete de avión para volar durante la Semana Santa "que lo cambien".

Aena, por el contrario, se mostró convencida de que la huelga no llegará a materializarse, dijeron a Efe fuentes del ente.

"Estamos empeñados en alcanzar un acuerdo", recalcaron.

Más de 200 empleados de Aena en el aeropuerto barcelonés de El Prat de Llobregat participaron hoy en una concentración convocada por los sindicatos para rechazar la privatización de los aeropuertos.

La privatización parcial del organismo gestor aeroportuario es una de las medidas anunciadas en diciembre pasado por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para combatir la grave crisis económica.

Desde entonces, los sindicatos han venido amenazando con movilizaciones para protestar contra la pérdida de puestos y la modificación de las garantías y condiciones que tienen sus 10.500 trabajadores, que perderán su condición de empleados públicos.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?