| 4/25/2011 4:40:00 PM

Trabajadores aeroportuarios paraguayos a huelga desde la medianoche

Los trabajadores de la Dirección de Aeronáutica Civil (Dinac) de Paraguay reactivaron hoy una huelga por diez días que amenaza con paralizar el tráfico aéreo comercial a partir de esta medianoche.

Asunción - Fuentes sindicales dijeron que la medida de fuerza, convocada en rechazo de un proyecto de concesión de aeropuertos que el Gobierno impulsa en el Parlamento, ha quedado en firme al fracasar esta tarde una nueva ronda de negociaciones.

Los trabajadores de la Dinac "ya no van a aceptar un cuarto intermedio. El Ministerio de Justicia y Trabajo ha agotado todo lo que tiene a su alcance", afirmó a periodistas el ministro del ramo, Humberto Blasco.

"Tenemos una huelga declarada por espacio de diez días a partir de las 00:00 hora de esta noche", afirmó, por su parte, un líder del sector, mientras que otro dirigente advirtió que "será el paro más grande de la aviación civil en los últimos años".

La huelga afectará el tráfico de Silvio Pettirossi, la principal terminal aérea del país, a las afueras de Asunción, y de Guaraní, en Ciudad del Este, en la frontera con Brasil, y serán interrumpidos los servicios en tierra referidos a operaciones, seguridad y carga aérea.

Los trabajadores de la Dinac se oponen a un proyecto de concesión de esos aeropuertos y del aeródromo de Mariscal Estigarribia, en la región del Chaco, actualmente con media sanción en el Congreso y que está respaldado por el Ministerio de Obras Públicas.

La medida de fuerza había sido desactivada al menos dos veces en las últimas semanas, la ocasión más reciente ante una mediación del propio jefe de Estado, Fernando Lugo, que recibió fuera de agenda a los huelguistas para tratar de avanzar en un acuerdo.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?