| 10/23/2006 12:00:00 AM

Toyota, con toda su calidad y potencia, presente en el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá.

Los seguidores de la marca japonesa más importante del mundo en el desarrollo de vehículos multipropósito y familiares de alta categoría, tienen una cita en Corferias, en el marco de la X edición del Salón Internacional del Automóvil de Bogotá, donde presenta los modelos de última generación importados directamente desde Japón, Venezuela y Thailandia.

 Como novedades, la marca tendrá en exhibición el Toyota Prius, el primer auto híbrido del mundo, fabricado en serie, que trabaja con dos tipos de energía, el cual se ha convertido en un fenómeno de ventas en los países donde se comercializa, y el New Camry, la sexta generación de uno de los vehículos más seguros y veloces del mercado, que participará en la categoría Nascar en 2007.
 
Además, en medio de este escenario, en un contexto que refleja el compromiso de Toyota con el Medio Ambiente, la marca exhibirá el Prado tres y cinco puertas, la Land Cruiser, el Corolla y la nueva Hilux, importada directamente desde Thailandia y la Rav4, el Toyota 4Runner, la Land Cruiser 100, en sus versiones de última generación, que son mejorados, gracias a la filosofía Kaizen de Toyota, disciplina oriental de mejoramiento continuo que es aplicada por la marca en cada uno de sus procesos. Así mismo en el Salón se exhibirá el vehículo comercial Delta.
 
Adicionalmente los visitantes podrán disfrutar de las famosas rampas en zig-zag, donde los camperos Toyota sacan a relucir sus dotes de estabilidad y potencia, de la mano de pilotos expertos en el tema 4x4.
 
Todos los vehículos Toyota garantizan la calidad, el confort y el rendimiento gracias a los principios sobre los que esta construida la marca: el respeto, la satisfacción, la seguridad, el cuidado del Medio Ambiente y el bienestar de las personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?