| 2/17/2010 8:20:00 AM

Toyota podría convocar Corollas para reparar dirección

Toyota evalúa convocar su popular modelo Corolla para reparaciones luego de quejas sobre problemas con su dirección asistida, en un golpe más a la mayor automotriz del mundo, afectada por una serie de convocatorias a reparar fallas de seguridad en sus vehículos.

Tokio  — Además, el presidente de la compañía Akio Toyoda dijo el miércoles que no asistirá a una audiencia en el Congreso estadounidense sobre las fallas, ya que dejará esa tarea a sus ejecutivos en ese país. Aclaró que si lo citan, evaluaría la posibilidad de asistir.

"Confío en que nuestros directivos en Estados Unidos responderán las preguntas con amplitud", dijo Toyoda en una conferencia de prensa el miércoles. "Estamos enviando a nuestra mejor gente a la audiencia y espero respaldar sus esfuerzos desde la sede central".

El presidente agregó que Yoshi Inaba, director de la filial para América del Norte de la compañía, conocía mejor la situación en Estados Unidos y era el directivo mejor preparado para ir a la audiencia. De todos modos, dijo que piensa ir a Estados Unidos en una fecha a determinar.

En una revelación alarmante que podría profundizar la crisis de la marca, Shinichi Sasaki, ejecutivo a cargo de controles de calidad, dijo que Toyota estaba tomando con seriedad las quejas por problemas con la dirección asistida del Corolla, el automóvil más vendido del mundo.

Sasaki dijo que los conductores podrían sentir que están perdiendo el control de la dirección del coche, pero que no está claro por qué sucede esto. Agregó que fallas del sistema de frenos o de los neumáticos podrían ser las causas del problema.

Hasta ahora hubo menos de 100 quejas al respecto, según la compañía.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?