| 12/22/2008 12:00:00 AM

Toyota augura primera pérdida operativa en historia

NAGOYA, Japón - La mayor automotriz del mundo, Toyota Motor Corp, auguró que tendrá la primera pérdida operativa anual de su historia, debido a una implacable caída en ventas y el asfixiante avance del yen, en lo que describió como una crisis sin precedentes en sus 70 años de historia.

El mercado ya esperaba que la japonesa Toyota anunciase su segunda "advertencia de ganancias" en menos de siete semanas, después de que su rival doméstico Honda Motor Co sorprendiese con una rebaja de previsiones más profunda de lo esperado.

"Esto es muy, muy, muy malo", dijo Koichi Ogawa, jefe de administración de carteras en Daiwa SB Investments.

"Existe la posibilidad de que también tengan números rojos en el próximo ejercicio fiscal. Esto no sólo es un problema para Toyota, porque cuando a Toyota le va bien, le va bien a la economía nipona", añadió.

Las automotrices del mundo se enfrentan al peor ambiente de negocios de la historia reciente, atrapados por un colapso de la demanda en medio de una crisis financiera global, el endurecimiento del crédito y la falta de confianza de los consumidores.

Toyota señaló el lunes que finalizará el año que cierra en marzo con una pérdida de 150.000 millones de yenes (1.700 millones de dólares), frente al beneficio de entre 600.000 millones y 1 billón de yenes que había dicho un mes antes.

El año anterior, había cosechado una utilidad operacional de 2,27 billones de yenes.

Los analistas sondeados por Reuters Estimates estimaban entre una pérdida de 150.000 millones de yenes y una ganancia de 800.000 millones de yenes.

La firma ahora pronostica una utilidad neta del grupo de 50.000 millones de yenes, en vez de los 550.000 millones de yenes anteriores.

Sus acciones cayeron un 0,2 por ciento antes del anuncio en Tokio y se hundían un 2,4 por ciento en Francfort.

GRANDES RECORTES

Al igual que sus rivales, Toyota ha adoptado medidas para limitar la producción, recortar costos y mejorar la rentabilidad y dijo que las seguirá aplicando hasta que cambien las cosas.

"Estamos enfrentando una emergencia sin precedentes", dijo el presidente Katsuaki Watanabe en conferencia de prensa.

"Esta crisis no se parece a ninguna de las crisis pasadas", añadió Watanabe, que evitó proyectar ventas y ganancias para el 2009.

En cambio, sólo mencionó la meta de volver a dar ganancias y dijo que la firma recortará sus inversiones a menos de 1 billón de yenes el año próximo, frente a los 1,4 billones planeados para este año.

"Las condiciones del próximo año fiscal podrían ser más severas dada la fortaleza del yen y el empeoramiento de las condiciones del mercado, a menos que la empresa y el Gobierno sean más flexibles con los factores externos", dijo Shotaro Noguchi, analista automotriz de Mitsubishi UFJ Securities.

Mientras Honda adoptó una medida similar que Toyota la semana pasada, el fabricante de neumáticos Bridgestone bajó su meta de ganancia operacional anual en un 24 por ciento y su rival francesa Michelin dijo que recortará su producción para enfrentar la baja en la demanda.

Las automotrices Suzuki Motor Corp y Daihatsu Motor Co anunciaron recortes de producción y empleos para fines de marzo.

En Estados Unidos, el presidente George W. Bush ofreció préstamos de emergencia para que las automotrices locales no quiebren.

La india Tata Motors Ltd inyectará "decenas de millones" de libras esterlinas a Jaguar Land Rover para prevenir una crisis de efectivo, dijo el Financial Times.

En Europa, la alemana BMW también considera reducir la producción aún más, según un ejecutivo,

DUDA SOBRE DIVIDENDO

Toyota dijo que era imposible predecir cuándo terminará de contraerse el mercado global de vehículos.

"Tenemos que estar preparados para tiempos duros y, tal vez, incluso peores", dijo Watanabe e indicó que no se había decidido nada respecto a su dividendo, que el año pasado subió a 140 yenes y se teme que caerá.

Para el 2008, la firma pronostica que las ventas globales del grupo, que incluyen a Daihatsu e Hino Motors, bajarán un 4 por ciento, a 8,96 millones de vehículos.

Para el año fiscal que termina el 31 de marzo, Toyota redujo su objetivo de ventas a 7,54 millones de unidades, desde 8,24 millones. El año fiscal previo, vendió 8,913 millones de vehículos.

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?