| 3/30/2009 12:00:00 AM

Toyota ve "amenazada" su permanencia en Venezuela por huelga

(CARACAS) La japonesa Toyota dijo el lunes que su permanencia en Venezuela está "amenazada" por la postergación de un conflicto laboral que paralizó su planta ensambladora de vehículos desde comienzos de marzo.

La firma dijo en un comunicado que la Inspectoría del Trabajo ordenó el cierre de la mesa de diálogo después de que el sindicato hizo nuevas peticiones, pese a que ya tenían un acuerdo inicial sobre las demandas laborales que llevaron a los empleados a bloquear el acceso a la planta.

Pero, un líder sindical contactado por Reuters negó que se hubiese llegado a algún acuerdo con la empresa en sus peticiones de comedor, seguro y cupos de vehículos vendidos a los trabajadores.

"Por primera vez después de 51 años de ininterrumpida labor en Venezuela, la permanencia de Toyota de Venezuela C.A en el país se ve seriamente amenazada", dijo la compañía en el comunicado publicado en la prensa nacional.

Toyota dijo que un grupo de trabajadores ha impedido llegar a acuerdos.

"De manera sorpresiva, faltando sólo la formalidad de la firma del acta que ponía fin al conflicto, el sindicato planteó que la empresa cancelara los salarios correspondientes a los días de la paralización de planta", agregó Toyota.

La firma detalló que la negociación no incluía ese pago.

"El día 24 de marzo se procedió a elaborar el acta respectiva con la presencia del Ministerio del Trabajo, cuya firma fue pospuesta por Sintratoyota (sindicato) para el día siguiente, cuando lamentablemente, el ente sindical propuso puntos adicionales y diferentes a los acordados inicialmente", dijo la empresa.

Por su parte, el secretario de organización de Sintratoyota, Argenis Vásquez, dijo que no se había alcanzado acuerdo y que el conflicto no es de un grupo sino de todos los trabajadores que mantienen bloqueada la planta, ubicada en el oriental estado de Sucre.

"No hay acuerdo todavía. Nosotros tenemos un pliego conflictivo para reclamar violaciones del contrato colectivo", dijo Vásquez.

El sindicalista agregó que el lunes está prevista una asamblea de empleados con el Ministerio del Trabajo y la empresa, para buscar una solución.

La paralización de Toyota agrava la situación de la industria automotriz local, ya afectada por retrasos en la entrega de divisas y de licencias para importar partes y piezas de autos, además de los permisos para importar vehículos ensamblados.

En Venezuela existe un control de cambio desde el 2003.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?