| 1/6/2011 7:00:00 AM

Toshiba lanzará en Europa televisores 3D sin gafas

La empresa tecnológica japonesa Toshiba anuncio hoy el lanzamiento este año en Europa de sus nuevos modelos de televisores para ver contenidos en tres dimensiones (3D) sin necesidad de usar gafas especiales.

La compañía se convirtió en pionera en comercializar televisiones 3D sin gafas tras poner a la venta en diciembre en Japón unas pantallas de 12 y 20 pulgadas capaces de proyectar imágenes estereoscópicas que se contemplan a simple vista.

Toshiba tiene previsto sacar al mercado europeo televisores de más de 40 pulgadas equipados con esta tecnología. El primero en llegar a las tiendas, en abril, tendrá 65 pulgadas, si bien su precio aún no ha trascendido.

El anuncio de la empresa nipona tuvo lugar en Las Vegas en la víspera del arranque de la mayor feria de electrónica del mundo, Consumer Electronics Show (CES), que se celebrará en esa ciudad estadounidense entre el jueves y el domingo de esta semana.

Toshiba expondrá sus prototipos de televisor de gran pantalla en 3D sin gafas en ese evento, en el que se espera que otros competidores de este fabricante muestren también sus televisiones para llevar las tres dimensiones a los hogares.

Dicho sector en crecimiento, sin embargo, no está exento de peligros, según han reconocido varias empresas de esta industria.

Tras el aviso de Nintendo de que las 3D podrían ser perjudiciales para la vista de niños menores de seis años, Toshiba se sumó hoy a esa recomendación en el uso de esta tecnología.

"Debido a la posibilidad de que impacte en el desarrollo de la visión, los espectadores de imágenes de vídeo en 3D deberían tener seis o más años", explicó Toshiba en un comunicado.

La alerta sobre el perjuicio de las tres dimensiones en la audiencia más pequeña sirve tanto para proyecciones con o sin gafas.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?