| 3/1/2010 7:00:00 AM

Tormenta en Europa deja 59 muertos, 48 de ellos en Francia

Miles de bomberos y rescatistas iban de casa en casa el lunes en la devastada costa del Atlántico en Francia, donde buscaban víctimas y habitantes atrapados luego de una tormenta de vientos huracanados y lluvias que dejó 59 muertos en Europa occidental, 48 de ellos en suelo francés.

París.- La tormenta Xynthia llegó a Francia en la madrugada del domingo, inundando puertos, destruyendo casas y dejando a cerca de un millón de hogares sin electricidad. También azotó Bélgica, Portugal, España y partes de Alemania y causó interrupciones a los viajes por tren y avión en todo el continente.

El presidente Nicolás Sarkozy recorrió el lunes Vendee y Charente-Maritime, las zonas más afectadas y prometió cuatro millones de dólares en asistencia.

El saldo de muertos en Francia subió a 48 y el ministro del Interior Brice Hortefeux dijo a la radio France-Info que "sin duda" aumentará. Además había 11 fallecidos en otros países: seis en Alemania _incluido un niño de dos años que se ahogó luego que el viento lo arrojó a un río_, tres en España, una en Bélgica y una en Portugal.

Nueve personas estaban desaparecidas en Francia y decenas más resultaron heridas, dijo el vocero de los servicios de emergencia, teniente coronel Patrick Vailli.

Los ferrocarriles franceses sufrieron grandes demoras y el lunes aún había vuelos cancelados en el aeropuerto alemán de Francfort, uno de los puntos de conexión más importantes de Europa.

Durante su visita, Sarkozy dijo a las autoridades locales que declararía oficialmente una zona de desastre natural, lo que encauzaría rápidamente los fondos de recuperación.

El presidente sobrevoló áreas inundadas y se reunió con residentes de la población de L'Aiguillon-sur-Mer, donde las murallas costeras se derrumbaron y el mar inundó algunas casas hasta el techo.

Gran parte de las víctimas en Francia se ahogaron, mientras que otras murieron al ser golpeadas por trozos de edificios o árboles y ramas derribados por el viento.

En las islas Azores de Portugal, una inundación repentina barrió un autobús escolar de un camino en Sao Miguel y el conductor y un niño estaban desaparecidos. El archipiélago está en el Atlántico, a 1.450 kilómetros (900 millas) al oeste de Portugal continental.

 AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?