| 7/11/2006 12:00:00 AM

Toledo no aborda preferencias comerciales andinas

El presidente peruano Alejandro Toledo declaró el lunes que en sus contactos en favor de la ratificación del tratado de libre comercio (TLC) entre Estados Unidos y Perú no estaba abordando el tema de las preferencias comerciales andinas que expiran en diciembre.

"No sería muy pertinente que yo me meta en los asuntos internos...", dijo refiriéndose a sus interlocutores en su actual visita a Washington. "Ellos no me han tocado el tema".

Las preferencias requieren de una votación favorable en el Congreso para extender su vigencia a fin de que Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia puedan seguir enviando miles de productos sin aranceles al mercado estadounidense.

Debido a que Estados Unidos abrió negociaciones de TLC con esos países, las preferencias de la ley conocida como ATPDEA tenían la posibilidad de hacerse permanentes.

Pero, más de 24 meses después solamente Perú ha concluido las negociaciones y el tratado correspondiente ha sido ya ratificado por el congreso de ese país y está empezando su proceso en el de Estados Unidos.

Toledo dijo al concluir la primera de dos jornadas de contactos que no ha perdido el interés en la Comunidad Andina de Naciones, debilitada recientemente con la decisión de Venezuela de salirse del grupo en protesta por las negociaciones de TLC emprendidas por los otros socios.

Indicó que incluso había gestionado una reunión presidencial de los cuatro países, que se realizó en Quito hace dos semanas, para fijar una posición común frente al ATPDEA.

En esa cumbre, el presidente Alvaro Uribe recibió la encomienda de entregar una carta conjunta al presidente George W. Bush en el encuentro que sostuvo horas más tarde con él en Washington.

Uribe declaró que entregó la carta pero que Bush la recibió sin darle muchas expectativas.

"En el caso peruano estamos listos para meter un gol", declaró Toledo en un indicio de que el país puede sacar ventaja a los demás si el tratado de libre comercio es ratificado por el Congreso estadounidense.

Pero, hizo notar que debido a que los pedidos de textiles, por ejemplo, se hacían con 8 a 10 meses de anticipación, él ya comprometió su apoyo al ATPDEA para evitar que ese sector tuviera un "impacto negativo" al quedarse sin esa renovación y sin tratado comercial.

"Las inversiones se contraen y entonces el desempleo aumenta", dijo a reporteros al concluir una entrevista con Susan Schwab, directora de la USTR, la oficina de negociación de tratados comerciales internacional y que tiene un papel clave en la ampliación del ATPDEA.

Schwab declaró la semana pasada que el gobierno estaba en contacto con dirigentes del Congreso "para determinar los pasos a seguir", un comentario que pareció más sombrío que esperanzador.

Toledo expresó su seguridad de que el TLC, ya ratificado en Perú, "se va a aprobar" en Estados Unidos y que desearía que ocurriera antes del 28 de julio en que entregará el poder al presidente electo Alan García.

"Pero, obviamente cada país trabaja sus velocidades...", afirmó indicando que el acceso al mercado es una decisión que "se toma bilateralmente".

Existe ya un proyecto de ley en la Cámara de Representantes para ampliar el ATPDEA por un año. Si no se renueva, los más perjudicados serían Ecuador, cuyas negociaciones de libre comercio están estancadas, y Bolivia, que nunca las empezó, con la pérdida de miles de empleos y centenares de millones de dólares en exportaciones.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?