| 8/30/2011 12:40:00 PM

Tokyo Electric comenzaría compensaciones por Fukushima

La empresa de energía develó el martes los primeros detalles de cómo compensaría a residentes de Fukushima por alojamientos y otros costos, debido a las evacuaciones en áreas cercanas a su central nuclear dañada.

Tokio - Los pagos, que llegarían a las victimas en octubre, a casi siete meses del comienzo de la crisis nuclear, marcan sólo la primer ronda en una serie de desembolsos apoyados por el estado que, según estimaciones de algunos analistas, podrían llegar a US$ 130.000 millones.

Alrededor de 80.000 personas fueron evacuadas de un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta Fukushima Daiichi de Tokyo Electric, que ha estado derramando radiación desde el terremoto y el tsunami del 11 de marzo, que desencadenaron una fusión de núcleos de reactores.

Tokyo Electric y el Gobierno han sido expuestos a críticas por sus respuestas lentas ante la crisis. Muchos de los evacuados aún viven en albergues u hogares temporarios, y el esfuerzo por descontaminar el área recién comienza.

"Nos disculpamos profundamente una vez más por nuestro accidente en Fukushima, que ha causado problemas y preocupaciones para la gente alrededor de las plantas nucleares, para la gente de Fukushima y para Japón en su conjunto", dijo Naomi Hirose, presidente ejecutiva de Tokyo Electric.

Subrayando la escala sin precedentes de la tarea por delante, Tokyo Electric dijo que movilizaría alrededor de 6.500 empleados y contrataría trabajadores para comenzar a aceptar reclamos de compensación en oficinas regionales y centros de atención telefónicos el 12 de septiembre.

La ronda inicial de reclamos de compensación cubrirá pérdidas de ingresos, sufrimientos psicológicos y costos de transporte y alojamiento, entre otras cosas, desde el 11 de marzo y el 31 de agosto.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?