| 5/29/2006 12:00:00 AM

TLC e impuestos desafíos de próximo gobierno colombiano

El presidente Alvaro Uribe insufló confianza en la economía de Colombia y su reelección la consolidaría, pero existen dudas sobre los efectos que tendrá el TLC con Estados Unidos y la necesidad de revisar los sistemas fiscal y monetario.
 
"Están aumentando el ahorro, la inversión, la estabilidad y consecuentemente está disminuyendo la pobreza. Debería haber un crecimiento de la economía del 6 por ciento y acabamos de superar el 5 por ciento", dijo el principal banquero del país, Luis Carlos Sarmiento, en una reciente entrevista con la revista Semana. Consideró positivo que Uribe gobierne cuatro años más si gana los comicios del domingo.
 
El director de una consultora económica que lleva su nombre, Javier Fernández expuso que "contrario de lo que opinan algunos de mis colegas economistas, yo pienso que la confianza no es suficiente para obtener buenos resultados y creo que la economía colombiana se va a desacelerar".
 
Consideró que los efectos del tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos beneficiarían a sectores que perderán las preferencias arancelarias unilaterales en el 2007, como los exportadores de flores y confecciones.
 
Si bien llegaron inversiones extranjeras en el país, y podrían ingresar más, lo hacen para aprovechar el mercado interno y no para establecer plantas que desde aquí exporten a Estados Unidos aprovechando el TLC, opinó.
 
Los más pesimistas temen que el TLC arrase con la producción de arroz, maíz, trigo y la industria avícola, generando la perdida de más de un millón de empleos.
 
"Yo creo que el tratado beneficia a los consumidores, se va a constituir en un factor de contención de inflación", ha dicho Uribe.
 
Entre los beneficios del TLC para el sector agrario están el aumento de 25.000 a 75.000 las toneladas de azúcar que puede colocar Colombia en Estados Unidos, agregó.
Uribe promovería una reforma tributaria aunque no se conocen proyectos específico en ninguno de los casos.
 
El director asociado de investigación del banco de inversión Bear Stearns, con sede en Nueva York, Alberto Bernal, dijo a la AP que si el país contempla una reforma fiscal, debería buscar "una disminución en las tasas impositivas".
 
Así Colombia competiría con sus vecinos. "La idea sería bajarla al 30%, porque en Chile es del 21% y en Argentina también es más baja, igual que en otros países", explicó. Actualmente la tasa impositiva es de más del 38%.
 
Esa rebaja "se va a tener que compensar con dos cosas: disminuir el nivel base sobre el que las personas tienen que pagar impuesto a la renta... y un incremento de los productos que son elegibles para pagar IVA", el impuesto al consumo que actualmente grava el 58% de los productos para ampliarlo al 70% de estos, indicó.
 
Bernal reconoció que es una reforma "difícil de vender en términos de popularidad", pero que si no lo logra Uribe con el apoyo del 70% del Congreso que tendría en un segundo periodo, "no lo logra nadie".
 
La meta de Uribe es empujar el crecimiento económico del 6% anual para reducir la pobreza. Este año comenzó con un crecimiento del 5,5% en el primer trimestre y se espera sea del 4,5% al final del 2006. El año pasado el PIB creció 5,2%.
El Gerente del Banco de la República, José Uribe, sostuvo en un informe que remitió al Congreso recientemente que "es previsible que la actual coyuntura favorable se mantenga".
 
FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?