| 7/19/2007 12:00:00 AM

TLC: Congresistas viajan a Perú y Panamá

Encabezados por el representante Charles Rangel, los congresistas no fueron invitados por esos gobiernos pero los portavoces de éstos, incluso el presidente peruano Alan García, han adelantado que acogerían su presencia.

Washington. En medio de controversias y resistencia del gobierno del presidente George W. Bush, congresistas demócratas se aprestan a viajar a Perú y Panamá en una misión poco común: pedirles que cambien sus leyes a cambio de la ratificación por Washington de sus tratados de libre comercio.

El viaje, anunciado el 2 de julio en una declaración legislativa demócrata firmada por Rangel y la presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, entre otros, aún no tiene fecha fija.

Los legisladores no irán a Colombia, el tercer país latinoamericano que espera ratificación de su tratado. Los demócratas han condicionado la aprobación de éste a la presentación por el gobierno del presidente Alvaro Uribe de "avances concretos" en la reducción de la violencia, la influencia paramilitar y respeto de los derechos humanos.

Fuentes diplomáticas dijeron que Rangel, presidente del Comité de Medios y Arbitrios, invitó al viaje a Jim McCrery, el republicano de mayor rango en ese comité para darle al grupo una connotación bipartidista. Pero, la oficina de McCrery dijo el jueves que no podía aún confirmar la versión.

Rangel ha dicho que quería "facilitar consultas" en Perú y Panamá sobre el proceso que sigue el Congreso estadounidense para la ratificación de los tratados.

El diario The Washington Post opinó que lo que Rangel y sus acompañantes querían era en realidad "discutir cómo esas naciones soberanas pueden cambiar sus leyes para complacer al Congreso estadounidense" y que éste estaba asumiendo funciones que le correspondían más bien al Departamento de Estado.

El diario Wall Street Journal calificó a su vez la misión de Rangel como "una humillación" para esos países.

"¿Qué opciones tiene el pobre Perú excepto sonreír y aceptar esta humillación si desea que los demócratas aprueben el acuerdo?", se preguntó el Wall Street Journal en un editorial.

Demócratas y republicanos llegaron a un entendimiento el 10 de mayo sobre provisiones laborales y medioambientales en los tratados comerciales; adelantaron incluso que los tratados con Perú y Panamá serían aprobados antes del receso de agosto.

Perú y Panamá adecuaron expeditivamente sus respectivos acuerdos a las nuevas reglas y sus congresos ya los ratificaron. Pero el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer dijo que ningún tratado será debatido por la Cámara de Representantes este mes.

En una carta, García le comunicó a Pelosi que adecuará las leyes peruanas durante el periodo de implementación del tratado.

Rangel sostiene ahora que Perú debe hacer los cambios antes de la ratificación por Estados Unidos.

Ante tanto vaivén demócrata, la representante comercial de Estados Unidos Susan Schwab expresó su disgusto en una carta enviada a Pelosi.

"Requerir unilateralmente a otro país soberano el cambio de sus leyes nacionales antes de que Estados Unidos apruebe un acuerdo comercial sería una ruptura fundamental con las leyes, políticas y prácticas estadounidenses", le dijo Schwab. "Ningún gobierno ni Congreso del pasado, demócrata o republicano, ha tomado esa acción. Tampoco Estados Unidos aceptaría un procedimiento parecido si fuera exigido por otra nación".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?