| 7/9/2007 12:00:00 AM

Textiles y confecciones colombianas siguen en alza en mercados internacionales

Entre enero y marzo el crecimiento de las exportaciones de confecciones alcanzó 17%.

Bogotá_ Colombia colocó en los mercados internacionales 15 por ciento más de textiles y confecciones durante los tres primeros meses del año, que lo logrado en igual periodo de 2006, lo que, en ventas, significa haber pasado de US$274 millones a US$315 millones.

La cifra la reveló el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, a propósito de una de las principales ferias textiles que se realiza en el país: Colombiamoda, que tendrá lugar del 10 al 12 de julio en el Centro de Convenciones Plaza Mayor de Medellín.

"Si miramos el panorama con un poco más de amplitud", dijo el Ministro, "vemos cómo durante los últimos seis años, es decir, entre 2001 y 2006, las exportaciones de confecciones aumentaron 63%, mientras que las de textiles se incrementaron en un 46%, signo del posicionamiento que tiene este renglón de la economía colombiana en el contexto internacional".

Estados Unidos, Venezuela, México y Ecuador fueron, en ese lapso, los países en donde las confecciones made in Colombia tuvieron el mejor recibimiento. Y aunque durante los tres primeros meses del presente año Estados Unidos presentó una desaceleración del orden de US$8 millones, frente a 2006, este mercado sigue concentrando el 35% del total de las exportaciones de confecciones, con ventas que alcanzaron los US$84 millones en el periodo citado.

Venezuela fue, sin embargo, el mayor socio comercial de Colombia para el sector de textiles y confecciones entre enero y marzo. En él se concentra el 32% de nuestras exportaciones, seguido por Estados Unidos, con el 28%; México, con el 12%; y Ecuador, con el 7%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?