| 1/3/2016 4:00:00 PM

Tensión en medio oriente: Arabia Saudita corta lazos diplomáticos con Irán

El problema nació con la ejecución de un clérigo musulmán de la facción chií en Arabia Saudita y estalló con el ataque a la embajada árabe en Teherán a manos de manifestantes que prometían una ‘venganza divina’. Ambos países son jugadores clave en el mercado petrolero.

Arabia Saudita cortó lazos diplomáticos con Irán luego de que manifestantes en ese país atacaran la embajada árabe en Teherán. El embajador iraní  tiene un plazo de 48 horas para marcharse de acuerdo con la prensa internacional.  

Los protestantes reclamaban al reino saudí por la ejecución, en su territorio de Al-Nimr, un líder de la vertiente islámica chiita. Los chiitas son una minoría religiosa en Arabia pero una mayoría en Irán y por años han rivalizado en distintas geografías. 

Más temprano este fin de semana el ayatolá Ali Khamenei, máximo líder religioso de Irán, condenó los hechos y aseguró que desencadenarán una 'venganza divina'. Por su parte el gobierno iraní arrestó a por lo menos 40 de los involucrados en el ataque. 

Iran y Arabia Saudita son dos de los jugadores más importantes del medio oriente tanto en asuntos políticos como en económicos, especialmente en el mercado del petróleo. De hecho la negativa de Irán a limitar su bombeo de crudo cuando se levanten las sanciones de occidente es una de las razones por las cuales la Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) fue incapaz de llegar a un acuerdo para limitar la producción y ayudar a que los precios del crudo mejoren.   

Al-Nimr era un crítico del gobierno saudí y fue condenado por terrorismo junto a otras 46 personas, quienes también terminaron ejecutadas. 

(Con información de Bloomberg y BBC) 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?